El futuro de la educación en España a partir de los preceptos de la LOMCE.

Por Sara López García  descarga 2

El 17 de mayo de 2013, el Ministro de Educación, Cultura y Deporte del gobierno popular de Mariano Rajoy, José Ignacio Wert, presentó el proyecto de ley definitivo de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE), también denominada Ley Wert. Ésta es una propuesta de reforma de la LOE 2006 y de la LOGSE 1990, que son las leyes, de carácter socialista y a las cuales el PP siempre se ha opuesto, que hasta la fecha regulaban el sistema educativo español.
Desde que en 2012 se hiciera público el primer borrador de la ley, ciertos sectores sociales encabezados por los partidos que no comulgan con el PP, los sindicatos y las asociaciones de padres y de alumnos de la enseñanza pública han mostrado su rechazo a la misma mediante concentraciones, manifestaciones y huelgas, que se unen a las protestas por la reducción del gasto público en educación como consecuencia de la política de austeridad. A la oposición de la ley se han sumado partidos nacionalistas catalanes y vascos porque, según su punto de vista, esta reforma aminora sus competencias autonómicas y pone en peligro la calidad de la enseñanza de las lenguas cooficiales.
La LOMCE entró, finalmente, en vigor el pasado 3 de enero de 2014 pese a las protestas, las críticas, la amenaza de insumisión y el intento de bloqueo por parte de algunas Comunidades Autónomas no gobernadas por el PP; como es el caso de Andalucía y Catalunya que habían presentado tres recursos ante el Tribunal Supremo, los cuales fueron rechazados.
La LOMCE empezó a entrar en las aulas a partir del curso 2014-2015 en Primaria y Formación Profesional e irá ampliando su aplicación en los próximos cursos escolares.
Como más adelante podremos comprobar esta controvertida Ley introduce ciertos cambios estructurales importantes de carácter curricular, organizativo y de gestión, en el conjunto del sistema educativo español. Es por ello, que el interés de este artículo se centra, principalmente, en avistar, de alguna forma, cuál será el futuro de la educación en España concebido desde los cambios que esta nueva Ley introduce.

Lee el trabajo completo de Sara López en el siguiente documento:

El futuro de la educación en España a partir de los preceptos de la LOMCE

Días de libro y rosas

libro_abierto_blanco

Mientras celebramos el Día del Libro, una noticia catastrófica para la cultura de nuestro país se cuela entre los titulares de prensa: “España, líder de la UE en abandono escolar prematuro con una tasa del 21,9 %”

Por eso ningún día mejor que hoy para insistir… Por el DIÁLOGO SOCIAL y un PACTO DE ESTADO DE ESTADO EN EDUCACIÓN.

Si estás de acuerdo apoya esta campaña
http://www.sincronia.org/camp/pacto-por-la-educacion/

CONMOCIÓN EN LAS AULAS Y EN LA CALLE

velas

La tragedia tiñe las portadas en las que se mezclan la conmoción, el morbo, la especulación y el oportunismo. Un profesor ha dejado la vida a manos de un alumno de trece años mientras hacía su trabajo y miles de personas mueren ahogadas cuando huían de la miseria y la violencia. España vive horrorizada una agresión indiscriminada en un instituto, algo que creíamos exclusivo de otros países, y Europa se despierta pasmada ante un éxodo angustioso que creía propio de otros tiempos.

Y tras la conmoción del horror viene la fiebre del debate sobre lo que hay que hacer. Vendas para heridas que llevan tiempo sangrando, porque no es nueva la situación de inseguridad que sufren muchos profesores de nuestros colegios e institutos y no empezó ayer la avalancha de inmigrantes desesperados a las costas europeas. Y tras los homenajes al profesor y al inmigrante desconocido, volverán la rutina y el olvido, hasta que una nueva tragedia acapare la atención de la prensa, que viene a ser como decir, la de todos.

Más allá del impacto doloroso, la coincidencia de ambas noticias en las portadas informativas nos habla de una sociedad fracasada en muchos aspectos. Ambas tienen el denominador común de un sistema social en el que la falla la transmisión de valores… o los valores que se transmiten no son los adecuados. Desdichadamente es imposible poner coto a la enajenación mental de un adolescente, e incluso a la ambición ciega y cruel de un puñado de desalmados que trafican con la vida de otros seres humanos. Pero las dimensiones de las tragedias serán mucho menores si colocamos la vida humana como bien supremo, por encima de ideologías y religiones, y si nos regimos por el respeto a los demás como pauta de comportamiento y convivencia, por encima del egoísmo competitivo. La clave para conseguirlo está donde siempre: en la educación.

Sincronía, una sola Humanidad

Por un Pacto Social y de Estado en Educación

http://www.sincronia.org/camp/pacto-por-la-educacion/

Un libro para conocer las nuevas tendencias de la pedagogía

Presentacio-Pedagogias-sXXI-1 Jaume Carbonell, periodista y pedagogo de referencia en nuestro sistema educativo, analiza las nuevas corrientes pedagógicas en el principio del nuevo siglo. ¿Cuáles son las pedagogías alternativas que están marcando el rumbo de la innovación educativa? ¿Cuáles son sus referentes, señas de identidad y experiencias más emblemáticas? ¿Qué aportan y qué críticas suscitan? En cada capítulo de este libro se trata de dar respuesta a estos interrogantes. Carbonell es un histórico de la pedagogía en nuestro país. Fue director de la prestigiosa revista ‘Cuadernos de Pedagogía’, fundada en 1975 y que durante más de tres décadas ha sido un referente del mundo de la enseñanza en España y una herramienta de trabajo para varias generaciones de profesores. En la entrevista concedida a Sincronia.org, el autor plantea que “La cuestión básica es garantizar el derecho a la educación para toda la población en condiciones de equidad y calidad. Si de lo que se trata es de educar personas libres, críticas, responsables, cooperativas, capaces de comprender el mundo en que viven y de adaptarse a los cambios, debería apostarse por una educación innovadora”. Lee la entrevista completa con el autor un nuestra web. http://www.sincronia.org/voces/2285/

Leer: ¿diversión o sacrificio?

Niños leyendo tebeosEl Global Teacher Prize, una especie de Premio Nobel de los maestros, lo ha ganado una profesora norteamericana, Nancie Atwell, que ha conseguido que sus alumnos lean más de cuarenta libros al año con un truco tan ingenioso como simple: dejar que el niño elija, que lea para que luego escriba bien. En definitiva, dar libertad a los niños para que se tomen la lectura como un pasatiempo y no como una pesada carga. Lástima que algo tan aparentemente sencillo esté en las antípodas de lo que practicamos aquí en casa, al menos de lo que imponen nuestras normas educativas.

El nivel de lectura es uno de los indicadores de la evolución de una sociedad. Junto a la transparencia, la justicia social y la capacidad asociativa, suele demostrar el nivel de calidad de su democracia porque esta enraizada en dos de sus pilares básicos: la educación y la cultura. Pero a veces la realidad depara sorpresas. De acuerdo con el último indicador de lectura, el World Culture Score publicado por el organismo internacional NOP World, el país que más lee del mundo es India y no porque tenga más habitantes, sino porque sus ciudadanos dedican una media de diez horas y cuarenta minutos semanales a la lectura. Justo por debajo están Tailandia, China, Filipinas y Egipto, que no son precisamente unos modelos de democracia irreprochable.

En Europa, el país que más nivel de lectura tiene es la República Checa, seguida de Rusia, Suecia y Francia. En el ranquing mundial, España ocupa el puesto 21, por encima de Canadá , Alemania y Estados Unidos y por debajo de Turquía y Argentina. Lo más grave es que según el último informe PISA tenemos uno de los niveles de lectura más bajos de la OCDE, junto con Italia, lo que coloca a nuestros escolares en una lamentable situación de cara a su futuro personal y laboral.

Uno de cada tres españoles afirma que no lee “nunca o casi nunca”, según el último Barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas. Casi la mitad afirma rotundamente que no leen porque sencillamente no les interesa, lo cual desmorona el manido argumento de que no leemos porque los libros son caros, cosa que no le preocupa ni siquiera a uno de cada cien de nuestros compatriotas.

Si, como decíamos al principio, el nivel de lectura es uno de los principales indicadores de una sociedad, la nuestra tiene un serio problema y solventarlo no es urgente, es vital. Y la única forma de hacerlo es empezar por la raíz, la escuela, donde los niños deben aprender que leer no es un sacrificio sino una diversión. En nuestras manos está evitar que los niños, esos tan cacareados ciudadanos del mañana, tengan un futuro fallido de antemano.

Sincronía, una sola Humanidad

Por un PACTO DE ESTADO EN EDUCACIÓN, firma y apoya esta campaña:
http://www.sincronia.org/camp/pacto-por-la-educacion/

¿Pedagogía cinegética como arma de futuro?

Entre los puntos de coincidencia de los expertos en Educación y Pedagogía, hay uno que suscita unanimidad: que los alumnos de hoy deben aprender a resolver en el futuro problemas que hoy no somos capaces de imaginar y que deben prepararse para ejercer profesiones que ni siquiera existen. Resulta complicado imaginar en que hueco de esas inimaginables profesiones del futuro se puede encajar el aprendizaje de la caza menor, o incluso mayor.

Niños cazadores 2

No se trata de un chiste ni una suposición delirante y descabellada, porque la Junta de Castilla León ha destinado 30.000 euros a subvencionar un vídeo titulado ‘Cazador por un día’, que se proyectará en los colegios públicos de la comunidad para que “los menores conozcan la cinegética y se alejen de la imagen tóxica de la misma que transmiten los medios de comunicación”, según explicó uno de los promotores de la medida, Santiago Iturmendi, presidente de la Federación de Caza de la comunidad. Una comunidad en la que el 24 % de los menores están en riesgo de pobreza y exclusión social y en la que se han detectado numerosos casos de malnutrición infantil, según el informe elaborado por UNICEF de Castilla León el año pasado.

En el sexto país con más pobres de Europa, según el informe de Caritas del pasado 19 de febrero, resulta muy difícil encajar decisiones que aumentan la brecha del desacuerdo en materia de educación. Solo mediante una apuesta por una educación del Siglo XXI, basada en un debate social y un consenso político y ciudadano, podremos algún día superar la precariedad y la desigualdad social que, según el susodicho informe de Caritas, amenazan con estabilizarse en nuestro país.

Mientras sigamos siendo uno de los países con mayor tasa de abandono escolar de la Unión Europea y mientras en la segunda década del siglo XXI sigamos en la dicotomía ciencia-religión, seguiremos condenando a nuestros estudiantes de hoy a ser los barrenderos tecnológicos del mañana.

Sincronía, una sola Humanidad

Por un PACTO DE ESTADO EN EDUCACIÓN

Firma y difunde esta campaña http://www.sincronia.org/camp/pacto-por-la-educacion/

Lo que más influye en la calidad del sistema educativo es la calidad del sistema social

Francisco Ayen

Francisco Ayén,

Profesor educación secundaria y creador de la web Profesor de Historia, Geografía y Arte

¿Hemos incorporado adecuadamente las nuevas tecnologías al ámbito escolar?

En general se están infrautilizando. Muchos docentes aun no han comprobado los buenos resultados que se consiguen compaginando herramientas tradicionales con las nuevas tecnológicas, por eso no dan el paso.

Por otra parte, yo creo que se exagera la importancia de las nuevas tecnologías en el aula. En mi caso, además de hacer un uso frecuente de estas herramientas en mis clases, imparto cursos a profesores sobre el uso de las TIC en el aula. Pese a ello soy consciente de que lo que determina el éxito de una herramienta, no es su valor intrínseco, sino los métodos pedagógicos con los que se aplica. Por eso siempre insisto en la importancia de que las metodologías pedagógicas sean correctas, independientemente del uso o no de las nuevas tecnologías.

Lo diré de otra forma: la aplicación de las nuevas tecnologías en el aula será un fracaso si no se tienen en cuenta otros factores: la relación emocional entre el docente y sus alumnos, las buena planificación de las actividades, la mayor o menor participación activa del alumno, etcétera.

Por su carácter, las nuevas tecnologías suponen una mejora en la motivación del alumno a corto plazo, pero a medio plazo fracasarán si no se usan correctamente. Las nuevas tecnologías no hacen milagros, en términos generales, solo les funcionan a los docentes a los que también les funcionaban las herramientas tradicionales.

¿Cuál debe ser el papel de los padres en el proceso educativo? ¿La escuela es un sitio donde se educa o donde se enseña?
Los padres son los primeros docentes de sus hijos y la casa es la primera escuela de un niño. Los padres deben ser conscientes de su papel en la formación emocional de sus hijos, algo que luego determinará su evolución pedagógica en la escuela. Naturalmente que no se puede generalizar, pero en ocasiones se comprueba que los malos hábitos de los alumnos, se corresponden con los de los padres. En muchos casos los padres se auto justifican diciendo que ellos les “explican” a sus hijos lo que deben hacer, y se quejan de que esto no les funciona.

Lo que pasa es que la explicación aislada es inútil, lo que deben hacer los padres si quieren influir en sus hijos, es dar ejemplo para que ellos “vean” lo que hay que hacer. Los chicos aprenden por imitación, así que la explicación que no está acompañada del ejemplo, no sirve para nada. Esto es aplicable tanto para padres, como para docentes. En la escuela se educa y se enseña. Tendríamos que invertir más esfuerzo en educar, que es más útil y permanente, y no tanto en enseñar.

Cuál es la situación de la enseñanza española? ¿Está tan mal como indican el informe PISA y otro similares?
Ha habido mucha desinformación con este asunto. Se ha intentado llegar a una conclusión algo forzada e irreal. El informe PISA sitúa a la educación española únicamente un poco por debajo de la media de la OCDE. Interpretar esto como un fracaso es desconocer dos datos significativos: la situación socioeconómica de nuestros alumnos está por debajo de la media de los alumnos de los otros países, por otro lado el porcentaje de alumnos españoles cuyas familias tienen un bajo nivel de educación está muy por encima de la media del resto de países. Si comparamos alumnos de familias en situaciones equivalentes, el resultado no sería negativo, al contrario. Incluso el propio informe PISA reconoce que en nuestro sistema, los alumnos de familias con menos recursos consiguen mejores resultados que los alumnos en la misma situación en otros países.

Además el informe pone de manifiesto que nuestro país ha sido el segundo en el que más ha se ha mejorado en las últimas décadas.

En conclusión podemos decir que España está un poco por debajo de la media de la OCDE pero por encima de lo que le correspondería según el perfil socioeconómico de sus alumnos.

¿Cuál es el principal problema de la educación en nuestro país?
Yo creo que normalmente se hace un análisis demasiado descontextualizado. No se puede entender la situación de la educación en nuestro país sin tener en cuenta la realidad social. Los alumnos no se envuelven de una capa aislante cuando entran por la puerta, el entorno que hay más allá de la escuela determina su actitud y sus motivaciones.

Cuando oigo a los políticos decir que hay que reformar el sistema educativo para adecuarlo al mundo laboral, yo les haría una pregunta: teniendo en cuenta que el paro juvenil en el mundo laboral es de un 50%, ¿Debemos suspender a un 50% de nuestro alumnado para que haya una correspondencia entre el sistema educativo y el mundo laboral? Naturalmente es una pregunta retórica.

Es difícil generar en el alumno interés por aprobar en una situación como la nuestra: un índice de paro juvenil muy alto, unos padres que, incluso teniendo una titulación superior, están en una situación laboral precaria, unos medios de comunicación que muestran un modelo de éxito en el que no hace falta tener estudios. En estas condiciones, cuesta que los chicos perciban alguna diferencia importante entre aprobar o no aprobar. Si no es posible generar interés por aprobar, lo único que nos queda a los docentes es generar interés por aprender. El problema es que nos encontramos con unas reformas y contrarreformas que nos lo ponen cada vez más difícil.

Hemos tenido siete leyes de educación desde la transición democrática ¿Cómo afecta eso a la calidad de la enseñanza?
La sucesión de leyes no ha servido de mucho porque la mayoría de los cambios no han sido de calado. Cuando se han propuesto cambios pedagógicos importantes, no se han puesto los medios para aplicarlos y al final cada docente ha hecho lo que ha podido o lo que ha querido.

Los cambios de leyes hay que entenderlos más bien en términos electorales, como una labor de propaganda política. Cada gobierno quiere atribuirse a si mismo el merito de haber intentado algo para mejorar la educación. El éxito o el fracaso de sus reformas, no parece que les preocupe demasiado, posiblemente porque los resultados tendrían que verse a largo plazo, cuando ya no estén gobernando.

¿Hasta qué punto es importante lograr un consenso educativo? ¿Hoy por hoy es posible ese consenso?
El consenso desde un punto de vista político, es imposible porque una parte importante de la sociedad no tiene interés en hacer cambios significativos en el modelo educativo. Estoy hablando de cambios que mejoren la educación pública.

El actual sistema es tipo dual, combina educación pública y concertada/privada. Esto es una anomalía en comparación con el resto de los países de nuestro entrono, sin embargo, es lo único que nunca se ha puesto en tela de juicio en las sucesivas reformas educativas. En España contamos con una educación privada-concertada que permite a las familias de rentas altas matricular a sus hijos en centros en los que no hay emigrantes, ni alumnos de clase baja (cuyas familias no pueden pagarlo), y lo que es más importante, centros que pueden seleccionar a su alumnado bloqueando la entrada a los alumnos conflictivos. De esta forma, el sistema dual garantiza que el entorno educativo del alumno, se corresponda con la clase social a la que pertenece su familia. Un sistema clasista como el nuestro, es un anacronismo en pleno siglo XXI.

Nuestros gobernantes no tienen ningún interés en llegar a consensos que permitan mejorar la educación pública, porque ninguno hace uso de ella. Lo único que tienen claro es que hay que preservar el sistema dual, al que llaman eufemísticamente “sistema basado en la libertad de elección”.

¿Cómo han afectado los recortes en educación a la calidad de la enseñanza?
Están intentando apagar un incendio con gasolina. Al aumentar las horas de trabajo y el número de los alumnos por aula, ha habido una pérdida importante de la calidad educativa. Esto se ha manifestado de varias formas. Por un lado se ha tenido que reducir el tiempo de atención individualizada, lo que ha significa necesariamente un aumento en el fracaso escolar. Por otro lado se ha tenido que reducir el tiempo para preparar las clases, lo que ha significado una peor calidad en los proceso de aprendizaje.

Relacionado con lo anterior, también se ha hecho muy difícil el trabajo cooperativo por proyectos, ya que requiere grupos pequeños y tiempo extra de preparación. Por último no hay que olvidar que todo esto ha supuesto una mayor presión sobre los docentes y un aumento de su estrés, lo que repercute negativamente en el entorno emocional de la clase.

Los hijos de los legisladores no se ven tan afectados por los recortes porque en centros concertados/privados la situación es diferente. La inexistencia de alumnado diverso hace menos necesaria la atención a la diversidad, la inexistencia de alumnado conflictivo permite aumentar el número de alumnos sin que el ambiente en clase se vea perjudicado, el aumento del horario lectivo para el docente del centro concertado/privado, no supone un cambio significativo porque ya sufre una situación de sobreexplotación horaria para tareas varias.

¿Qué parte de responsabilidad recae en los educadores? ¿ Son víctimas del sistema?
Ese no es un planteamiento correcto porque aboca a la queja continua. Naturalmente que somos víctimas de los defectos del sistema, pero igualmente nos beneficiamos de los aspectos positivos del sistema. Todo es mejorable, pero eso no nos permite acomodarnos en el fracaso esperando la llegada del sistema educativo ideal. Tenemos una responsabilidad inmediata con nuestros alumnos.

Los problemas, ya sean derivados del sistema o de cualquier otra índole, deben ser estímulos que nos impulsen a buscar soluciones. Si la educación ha ido mejorando con el tiempo, ha sido precisamente a la capacidad de los docentes de superar situaciones adversas.

¿Por dónde pasan las soluciones para mejorar nuestra enseñanza?
Como decía antes, lo que más influye en la calidad del sistema educativo es la calidad del sistema social. Cuando la realidad socioeconómica demande profesionales con formación, nuestros alumnos entenderán el sentido de la educación y los resultados vendrán solos.

Cuando los padres no estén con el agua al cuello, dejarán de transmitir ansiedad a sus hijos y el ambiente en clase será sano emocionalmente. Cuando la realidad socioeconómica haga innecesario mantener un sistema dual, la educación servirá realmente para compensar la desigualdad de oportunidades de partida y realmente se podrá sacar lo mejor de cada alumno. Cuando el modelo de nuestros alumnos sean personas formadas y maduras emocionalmente, nuestros alumnos harán lo posible para ser como ellos.

En conclusión, para mejorar la enseñanza, necesitamos mejorar a la sociedad. Naturalmente aparte de esto también se puede hablar de cuestiones más pedagógicas.

Sobre eso último que comentas ¿Cuáles son los principales retos educativos del nuevo siglo?
En una sociedad de la información como la nuestra, en la que le conocimiento está al alcance de cualquiera a un solo clic, a mí me parece lógico que cambien algunos planteamientos. Creo que tendríamos que enseñar menos contenidos y más procedimientos y actitudes. No se necesita memorizar tanto, basta con saber buscar información y tener un espíritu crítico con las fuentes. Lo que marcará la diferencia no será tanto la capacidad de retener, sino la capacidad de razonar, la capacidad de ser creativo, de trabajar en equipo, de establecer una comunicación eficaz, etcétera.

Aunque esto más que un reto para el futuro, lo planteo como un deseo. Siendo realista no puedo descartar la posibilidad de involucionar y de que vuelvan a ponerse de moda modelos educativos orientados hacia la domesticación.

Hace años que se habla de pérdida de autoridad por parte de profesorado ¿Qué sería necesario para recuperar el respeto necesario?
Ya he comentado antes lo útil que seria que el alumno tuviera interés por aprobar. La imposibilidad que tienen los alumnos de percibir sentido a los estudios, les obliga a buscar otras formas, no académicas, de afirmar su personalidad y de mejorar su autoestima. En este punto es donde se manifiesta el enfrentamiento con el profesor.

Algunos pensarán que era mejor cuando el miedo les retenía, cuando los castigos, incluso de tipo físico, servían de coacción para reorientar las conductas. Hoy esos métodos no tienen ningún sentido porque generan una sensación de falsa eficacia. El silencio que consiguen se hace en detrimento de un sano desarrollo emocional, o dicho de otra forma, estos métodos no sirven para educar, sino para domesticar. Hay alternativas para mantener la autoridad en el aula mucho más adecuadas y eficaces.

Los docentes disponemos otros métodos que nos permiten recuperar la autoridad en el aula: una comunicación constructiva, una correcta gestión de las emociones, generar interés en nuestros alumnos por lo que están haciendo, fomentar la participación del alumno en las actividades, etc.

Sincronía, una sola Humanidad.

Campaña por un Pacto de estado en Educación. http://www.sincronia.org/camp/pacto-por-la-educacion/

Spot Campaña https://www.youtube.com/watch?v=AC59Hnk5gEA

Pacto en Educación: un acuerdo social por encima de la política

soap-bubbles-241020_640

El pasado miércoles 4 de febrero el líder del PSOE, Pedro Sánchez, colocaba el concepto Pacto en Educación en los titulares de prensa al ofrecerle al PP un acuerdo en esta materia después de la firma del pacto contra el terrorismo yihadista. Al día siguiente los titulares incluían el rechazo del partido del gobierno a la oferta socialista y su apuesta por seguir adelante en solitario con la implementación de la LOMCE, más conocida como Ley Wert. Este penúltimo desacuerdo demuestra de forma taxativa la escasa voluntad de consenso de los representantes de los principales partidos políticos en torno a la imprescindible reforma educativa.

Como impulsores de la campaña por UN PACTO DE ESTADO EN EDUCACIÓN, consideramos que los dos puntos básicos e irrenunciables de esta iniciativa son:
– La necesidad de un DEBATE SOCIAL entre todos los implicados (docentes, mundo académico, familias y representantes políticos
– La elaboración de un nuevo marco educativo aprobado con el CONSENSO DE TODOS LOS PARTIDOS POLÍTICOS.

Ambos puntos son la base de uno de los modelos educativos mejor considerados y avanzados el mundo, el finlandés, que parte del axioma de que la educación no es un problema político sino un problema social y que debe depender ante todo de la iniciativa de los sectores sociales directamente implicados, alejándose de los intereses políticos e ideológicos de cada partido.

Por eso desde Sincronia.org seguimos empeñados en llevar adelante una campaña de sensibilización social apoyada en una recogida de firmas en pro de un Gran Pacto de Estado en materia educativa, que siente las bases de un sistema flexible y duradero, con la participación de la ciudadanía y al que te invitamos a sumarte.

Sincronia, una sola Humanidad

POR UN PACTO DE ESTADO EN EDUCACIÓN

http://www.sincronia.org/camp/pacto-por-la-educacion/

CAMINO A LA ESCUELA: el documental que coloca la educación como bien supremo

camino a la escuela

Dirigida por Pascal Plisson, esta película documental cuenta la historia real y cotidiana de cuatro niños –Jackson, Carlitos, Zahira y Samuel-  que deben enfrentarse con numerosas dificultades, e incluso peligros, para llegar cada día a la escuela. Viven en cuatro puntos muy distintos y  distantes de la tierra, la India, Argentina, Kenia y Marruecos, pero comparten las mismas ganas de aprender y, sobre todo, son conscientes de que sólo la educación les abrirá las puertas a un porvenir mejor.

La película está alcanza un merecido pero también inesperado éxito en nuestros cines y son numerosos los colegios que programan salidas conjuntas de grupos escolares para ver el documental y concienciar a nuestros jóvenes estudiantes de la importancia de una oportunidad, la de educarse en condiciones de normalidad, de la que no gozan millones de niños en nuestro planeta.

Ver trailer de la película

Aunque en nuestro país los problemas de la educación distan mucho, afortunadamente, de lo que se reflejan en el documental, el paulatino deterioro de nuestro sistema escolar nos obliga a hacer una profunda reflexión sobre el futuro de dicho sistema y los imprescindibles cambios que debe afrontar para hacer frente a las necesidades del siglo XXI, de la era de la revolución de las comunicaciones.

Desde Sincronia.org proponemos que los cambios imprescindibles que nuestro sistema educativo debe afrontar pasan por el diálogo y el consenso, de los que debe salir un sistema estable y duradero en el tiempo.

Si estás de acuerdo con este concepto, apoya nuestra campaña POR UN PACTO DE ESTADO EN EDUCACIÓN

http://www.sincronia.org/camp/pacto-por-la-educacion/

Condenados a aprender: Las consecuencias de obligar a los niños a ir a la escuela

libro-condenados-aprender2‘Condenados a aprender’ es el nuevo libro del profesor de secundaria y consultor informático Manel Moles, que ya entrevistamos en este mismo blog Be Sincro (Manel Moles: “Hay que dejar de tratar la enseñanza como si fuese una competición deportiva”). El libro vuelve a reflexionar acerca de la educación infantil en casa -los denominados homeschoolers– que en nuestro país no goza de tradición, además de estar “penalizado” con dos años de retraso para estos alumnos, a los que la ley obliga a la mayoría de edad para examinarse al título de Graduado en ESO.

En esta ocasión, Moles se plantea las consecuencias de obligar a los niños de entre 6 y 16 años a asistir a la escuela, por encima de sus circunstancias personales, deseos y preferencias. “En muchos casos, la escolarización obligatoria se convierte en un aprendizaje a la fuerza. Pero ¿es posible aprender a la fuerza?” se pregunta el autor. “El aprendizaje a la fuerza ¿no estará impidiendo o dificultando un aprendizaje real y natural?”.

Manel Moles es miembro de la Coordinadora Catalana para el Reconocimiento y la Regulación de la Educación en Familia. Tiene tres hijos y los educa en casa junto con su mujer. ‘Condenados a aprender’ es su segundo libro, tras ‘No quiero ir a la escuela’ y lo publica también Círculo Rojo.

Sincronía, una sola Humanidad

Por un gran Pacto de Estado en Educación. Ayúdanos a ganar esta campaña:

http://www.sincronia.org/camp/pacto-por-la-educacion/