Días de libro y rosas

libro_abierto_blanco

Mientras celebramos el Día del Libro, una noticia catastrófica para la cultura de nuestro país se cuela entre los titulares de prensa: “España, líder de la UE en abandono escolar prematuro con una tasa del 21,9 %”

Por eso ningún día mejor que hoy para insistir… Por el DIÁLOGO SOCIAL y un PACTO DE ESTADO DE ESTADO EN EDUCACIÓN.

Si estás de acuerdo apoya esta campaña
http://www.sincronia.org/camp/pacto-por-la-educacion/

CONMOCIÓN EN LAS AULAS Y EN LA CALLE

velas

La tragedia tiñe las portadas en las que se mezclan la conmoción, el morbo, la especulación y el oportunismo. Un profesor ha dejado la vida a manos de un alumno de trece años mientras hacía su trabajo y miles de personas mueren ahogadas cuando huían de la miseria y la violencia. España vive horrorizada una agresión indiscriminada en un instituto, algo que creíamos exclusivo de otros países, y Europa se despierta pasmada ante un éxodo angustioso que creía propio de otros tiempos.

Y tras la conmoción del horror viene la fiebre del debate sobre lo que hay que hacer. Vendas para heridas que llevan tiempo sangrando, porque no es nueva la situación de inseguridad que sufren muchos profesores de nuestros colegios e institutos y no empezó ayer la avalancha de inmigrantes desesperados a las costas europeas. Y tras los homenajes al profesor y al inmigrante desconocido, volverán la rutina y el olvido, hasta que una nueva tragedia acapare la atención de la prensa, que viene a ser como decir, la de todos.

Más allá del impacto doloroso, la coincidencia de ambas noticias en las portadas informativas nos habla de una sociedad fracasada en muchos aspectos. Ambas tienen el denominador común de un sistema social en el que la falla la transmisión de valores… o los valores que se transmiten no son los adecuados. Desdichadamente es imposible poner coto a la enajenación mental de un adolescente, e incluso a la ambición ciega y cruel de un puñado de desalmados que trafican con la vida de otros seres humanos. Pero las dimensiones de las tragedias serán mucho menores si colocamos la vida humana como bien supremo, por encima de ideologías y religiones, y si nos regimos por el respeto a los demás como pauta de comportamiento y convivencia, por encima del egoísmo competitivo. La clave para conseguirlo está donde siempre: en la educación.

Sincronía, una sola Humanidad

Por un Pacto Social y de Estado en Educación

http://www.sincronia.org/camp/pacto-por-la-educacion/

EL SILENCIO COMO EPITAFIO

Mar

“Unos 400 inmigrantes mueren ahogados tratando de alcanzar Italia”. Detrás de ese escueto titular se esconde no solo una catástrofe humanitaria, sino también una patética realidad informativa. De entrada, los medios de comunicación recogen una información de una ONG, Save The Children, que ha alertado de que en esta tragedia habrían perdido la vida “muchos hombres jóvenes, probablemente niños” y esa alerta ha funcionado como acicate, aunque no lo suficiente para llevar a primerísimo plano una realidad tan cotidiana como ignorada.

Ha sido necesaria una tragedia descomunal para que nos hayamos enterado de que en los últimos días miles de personas se han jugado la vida para llegar a nuestras costas, y decimos nuestras porque, a pesar de lo que afirma el titular de la noticia, quizá muchos de esos inmigrantes no querían alcanzar Italia, o incluso ignoraban que iban hacia allí. Probablemente lo que querían alcanzar era la salida al túnel de su desesperación encarnado en una Europa rica y prospera a sus ojos. Solo en los últimos cuatro días más de ocho mil personas han conseguido llegar a las costas europeas huyendo desde el norte de África. Y esa es una cifra que solo cuenta los supervivientes e ignora los cientos de tragedias que se producen a diario sin que nadie o casi nadie tenga conocimiento de ello.

Hace un mes una cooperante de otra ONG, Caminando sin Fronteras, notificaba una llamada desesperada desde una patera con rumbo a Canarias: “Nos hemos perdido. No tenemos gasóleo. ¡Socorro!”. Era la segunda patera perdida en una semana en la misma zona. Al final, tras diez días a la deriva, fueron rescatadas trece personas. Otras ocho murieron y fueron arrojadas al mar por los supervivientes. Aquel día la portada de los principales periódicos la ocupaba una sola noticia con diversos titulares: “La policía busca la razón por la que el copiloto estrelló el avión”, “El copiloto que estrelló el A320 paró su formación por depresión” o “Un joven copiloto fuera de toda sospecha estrelló el avión”.

Sin querer restarle un ápice de importancia a la tragedia aérea de Los Alpes, resulta informativamente dolorosa la comparación del despliegue de medios destinados a cubrir ambas noticias, masivo en el caso del avión de Germanwings y prácticamente nulo en el caso de la patera, como masivo fue el doloroso homenaje a las victimas y sepulcral el olvido de los muertos que se tragó el mar. Como olvidadas serán pronto los cuatrocientos muertos de la embarcación naufragada en el Mediterráneo. La información convertida en espectáculo crea tragedias con distinto rasero y distintas actitudes ante la tragedia y el dolor. Decía Miguel de Unamuno que a veces el silencio es la peor mentira y nos permitimos añadir que a menudo el olvido es la mejor complicidad con la injusticia.

Sincronía, una sola Humanidad.

Strange Fruit: música contra el racismo

billie-holiday1

El siete de agosto de 1930, dos ciudadanos negros, Thomas Shipp y Abram Smith, fueron linchados por una turba de racistas en Marion, un pueblo de Indiana, en el sur de los Estados Unidos, donde los linchamientos eran algo tan normal que la gente no dudaba en hacerse fotos junto a los cuerpos de los ahorcados colgando de los árboles. Fue esa indiferencia brutal, esas sonrisas mirando a la cámara del fotógrafo Lawrence Beitler, lo que sacó de sus casillas a Abel Meeropol, un profesor judío que, sobrecogido por la foto, compuso un poema, Bitter Fruit, que reflejaba todo el horror y la brutalidad salvaje del racismo llevado a su máximo extremo. El poema acabó en manos de una cantante negra llamada Billie Holiday y se convirtió en Strange Fruit, la canción más famosa contra el racismo que se haya escrito Jamás.

Billie Holiday, de cuyo nacimiento se cumplen cien años, se convirtió en una abandera de la lucha contra la segregación racial y sufrió el racismo en propia carne hasta el final de sus días, a pesar de ser una estrella universalmente famosa. Ante las reacciones de violento rechazo que la canción suscitaba en algunas zonas del país cuando pretendía cantarla, la universal Lady Day siempre decía que era una canción perfecta para diferenciar a las personas normales de los idiotas y los cretinos.

En el aniversario de Billie Holiday… No al racismo, no a la intolerancia, no al abuso de poder.

Sincronía, una sola Humanidad. http://www.sincronia.org/

Leer: ¿diversión o sacrificio?

Niños leyendo tebeosEl Global Teacher Prize, una especie de Premio Nobel de los maestros, lo ha ganado una profesora norteamericana, Nancie Atwell, que ha conseguido que sus alumnos lean más de cuarenta libros al año con un truco tan ingenioso como simple: dejar que el niño elija, que lea para que luego escriba bien. En definitiva, dar libertad a los niños para que se tomen la lectura como un pasatiempo y no como una pesada carga. Lástima que algo tan aparentemente sencillo esté en las antípodas de lo que practicamos aquí en casa, al menos de lo que imponen nuestras normas educativas.

El nivel de lectura es uno de los indicadores de la evolución de una sociedad. Junto a la transparencia, la justicia social y la capacidad asociativa, suele demostrar el nivel de calidad de su democracia porque esta enraizada en dos de sus pilares básicos: la educación y la cultura. Pero a veces la realidad depara sorpresas. De acuerdo con el último indicador de lectura, el World Culture Score publicado por el organismo internacional NOP World, el país que más lee del mundo es India y no porque tenga más habitantes, sino porque sus ciudadanos dedican una media de diez horas y cuarenta minutos semanales a la lectura. Justo por debajo están Tailandia, China, Filipinas y Egipto, que no son precisamente unos modelos de democracia irreprochable.

En Europa, el país que más nivel de lectura tiene es la República Checa, seguida de Rusia, Suecia y Francia. En el ranquing mundial, España ocupa el puesto 21, por encima de Canadá , Alemania y Estados Unidos y por debajo de Turquía y Argentina. Lo más grave es que según el último informe PISA tenemos uno de los niveles de lectura más bajos de la OCDE, junto con Italia, lo que coloca a nuestros escolares en una lamentable situación de cara a su futuro personal y laboral.

Uno de cada tres españoles afirma que no lee “nunca o casi nunca”, según el último Barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas. Casi la mitad afirma rotundamente que no leen porque sencillamente no les interesa, lo cual desmorona el manido argumento de que no leemos porque los libros son caros, cosa que no le preocupa ni siquiera a uno de cada cien de nuestros compatriotas.

Si, como decíamos al principio, el nivel de lectura es uno de los principales indicadores de una sociedad, la nuestra tiene un serio problema y solventarlo no es urgente, es vital. Y la única forma de hacerlo es empezar por la raíz, la escuela, donde los niños deben aprender que leer no es un sacrificio sino una diversión. En nuestras manos está evitar que los niños, esos tan cacareados ciudadanos del mañana, tengan un futuro fallido de antemano.

Sincronía, una sola Humanidad

Por un PACTO DE ESTADO EN EDUCACIÓN, firma y apoya esta campaña:
http://www.sincronia.org/camp/pacto-por-la-educacion/

¿Pedagogía cinegética como arma de futuro?

Entre los puntos de coincidencia de los expertos en Educación y Pedagogía, hay uno que suscita unanimidad: que los alumnos de hoy deben aprender a resolver en el futuro problemas que hoy no somos capaces de imaginar y que deben prepararse para ejercer profesiones que ni siquiera existen. Resulta complicado imaginar en que hueco de esas inimaginables profesiones del futuro se puede encajar el aprendizaje de la caza menor, o incluso mayor.

Niños cazadores 2

No se trata de un chiste ni una suposición delirante y descabellada, porque la Junta de Castilla León ha destinado 30.000 euros a subvencionar un vídeo titulado ‘Cazador por un día’, que se proyectará en los colegios públicos de la comunidad para que “los menores conozcan la cinegética y se alejen de la imagen tóxica de la misma que transmiten los medios de comunicación”, según explicó uno de los promotores de la medida, Santiago Iturmendi, presidente de la Federación de Caza de la comunidad. Una comunidad en la que el 24 % de los menores están en riesgo de pobreza y exclusión social y en la que se han detectado numerosos casos de malnutrición infantil, según el informe elaborado por UNICEF de Castilla León el año pasado.

En el sexto país con más pobres de Europa, según el informe de Caritas del pasado 19 de febrero, resulta muy difícil encajar decisiones que aumentan la brecha del desacuerdo en materia de educación. Solo mediante una apuesta por una educación del Siglo XXI, basada en un debate social y un consenso político y ciudadano, podremos algún día superar la precariedad y la desigualdad social que, según el susodicho informe de Caritas, amenazan con estabilizarse en nuestro país.

Mientras sigamos siendo uno de los países con mayor tasa de abandono escolar de la Unión Europea y mientras en la segunda década del siglo XXI sigamos en la dicotomía ciencia-religión, seguiremos condenando a nuestros estudiantes de hoy a ser los barrenderos tecnológicos del mañana.

Sincronía, una sola Humanidad

Por un PACTO DE ESTADO EN EDUCACIÓN

Firma y difunde esta campaña http://www.sincronia.org/camp/pacto-por-la-educacion/

Pacto en Educación: un acuerdo social por encima de la política

soap-bubbles-241020_640

El pasado miércoles 4 de febrero el líder del PSOE, Pedro Sánchez, colocaba el concepto Pacto en Educación en los titulares de prensa al ofrecerle al PP un acuerdo en esta materia después de la firma del pacto contra el terrorismo yihadista. Al día siguiente los titulares incluían el rechazo del partido del gobierno a la oferta socialista y su apuesta por seguir adelante en solitario con la implementación de la LOMCE, más conocida como Ley Wert. Este penúltimo desacuerdo demuestra de forma taxativa la escasa voluntad de consenso de los representantes de los principales partidos políticos en torno a la imprescindible reforma educativa.

Como impulsores de la campaña por UN PACTO DE ESTADO EN EDUCACIÓN, consideramos que los dos puntos básicos e irrenunciables de esta iniciativa son:
– La necesidad de un DEBATE SOCIAL entre todos los implicados (docentes, mundo académico, familias y representantes políticos
– La elaboración de un nuevo marco educativo aprobado con el CONSENSO DE TODOS LOS PARTIDOS POLÍTICOS.

Ambos puntos son la base de uno de los modelos educativos mejor considerados y avanzados el mundo, el finlandés, que parte del axioma de que la educación no es un problema político sino un problema social y que debe depender ante todo de la iniciativa de los sectores sociales directamente implicados, alejándose de los intereses políticos e ideológicos de cada partido.

Por eso desde Sincronia.org seguimos empeñados en llevar adelante una campaña de sensibilización social apoyada en una recogida de firmas en pro de un Gran Pacto de Estado en materia educativa, que siente las bases de un sistema flexible y duradero, con la participación de la ciudadanía y al que te invitamos a sumarte.

Sincronia, una sola Humanidad

POR UN PACTO DE ESTADO EN EDUCACIÓN

http://www.sincronia.org/camp/pacto-por-la-educacion/