La violencia contra las mujeres lastra nuestra democracia y nuestro futuro

Una de cada tres mujeres en el mundo han sufrido violencia física, psíquica y/o sexual. Cada día, 137 mujeres son asesinadas por miembros de su propia familia. Se calcula que, de las 87.000 mujeres asesinadas intencionadamente en 2017 en todo el mundo, más de la mitad (50.000) murieron a manos de sus familiares o parejas íntimas. Las mujeres adultas representan cerca de la mitad (el 49 por ciento) de las víctimas de la trata de seres humanos detectadas a nivel mundial. En 2019, una de cada cinco mujeres de 20 a 24 años se había visto obligada a casarse antes de cumplir los 18. Al menos 200 millones de mujeres y niñas de 15 a 49 años han sido sometidas a la mutilación genital femenina en los 31 países en los que se concentra esta práctica.

Hoy, 25 de noviembre, se celebra Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer para denunciar la violencia que se ejerce sobre las mujeres en todo el mundo y reclamar políticas en todos los países para su erradicación. La convocatoria fue realizada por primera vez en 1981 por el movimiento feminista latinoamericano, para conmemorar la fecha en la que fueron asesinadas, en 1960, las tres hermanas Mirabal (Patria, Minerva y María Teresa), en República Dominicana, brutalmente masacradas por los sicarios del dictador Rafael Leónidas Trujillo.

A pesar de que al menos 155 países han aprobado leyes sobre la violencia doméstica y machista, y 140 cuentan con legislación sobre el acoso sexual en el lugar de trabajo, las cifras anteriormente expuesta revelan que la violencia contra las mujeres se ha convertido en un problema estructural y una cuestión que afecta a todas las sociedades del mundo y que lastra el el desarrollo y la evolución de la Humanidad. Hoy, como todos los días, decimos no al abuso y la violencia.

Sincronía, una sola Humanidad

Día Universal de la Infancia: 69 millones de niños morirán en los próximos diez años por causas evitables

El 20 de noviembre es el día elegido por la ONU desde 1959 para “fomentar la fraternidad entre los niños y las niñas del mundo, y promover su bienestar con actividades sociales y culturales”. Pero sobre todo es un día para llamar la atención sobre la situación de los niños más desfavorecidos, dar a conocer los derechos de la infancia, que en este particular momento de la historia necesitan una mejora considerable.

Los datos de la propia UNICEF son demoledores: cada día casi 15.000 niños y niñas mueren antes de cumplir cinco años por causas evitables, 124 millones de niños no acceden a educación primaria y secundaria, en todo el mundo, uno de cada tres niños menores de 5 años presenta retraso en el crecimiento o sobrepeso y, en algunos casos, una combinación de las dos formas de malnutrición,cada minuto más de 20 niñas o adolescentes son obligadas a casarse, más de 160 millones de niños y niñas realizan trabajos forzados o tareas inadecuadas para su edad y 100 millones de menores son víctimas de alguna forma de explotación sexual.

De todo ello es inevitable deducir que este Día Internacional de Niño es una jornada de poca celebración y mucha reivindicación.

Sincronía, una sola Humanidad

Día de las Librerías, una apuesta por la supervivencia de la cultura

La Confederación Española de Gremios y Asociaciones de Libreros (CEGAL), con el apoyo de la Dirección General del Libro y Fomento de la Lectura del Ministerio de Cultura, ha dedicado la presente edición del Día de las Librerías, con el que pretende llamar la atención de la importancia que estos establecimientos tienen en la vida social y cultural de pueblos y ciudades y su fundamental labor de difusores de la cultura, en un tiempo en la que ésta se encuentra amenazada por la crisis derivada de la pandemia del Covid 19 y por un incremento del ocio banalizador frente a la cultura de las artes y las ciencias.

Pero además, con esta iniciativa las librerías quieren agradecer el apoyo recibido por parte de la sociedad durante los últimos meses, cuando han tenido que permanecer cerradas y han visto como sus clientes han realizado compras por adelantado y vía internet, lo que ha permitido a muchas de ellas seguir abiertas. Desde esta página queremos solidarizarnos con los libreros y todos aquellos que hacen posible que la cultura siga viva a pesar de todo.

Sincronía, una sola Humanidad