Ilustres olvidadas: Amparo López Jean, la maestra pionera del sufragismo en Galicia que murió de pena en el exilio

Amparo López Jean nació en el pueblo de Culleredo, en A Coruña, el 30 de octubre de 1885, en el seno de una familia ilustrada. Su madre era Adela de Jean, una maestra de escuela de origen francés, que se quitó el «de» nobiliario de su apellido y su padre era abogado y secretario del consejo de la localidad. Ambos alentaron desde la más tierna infancia los anhelos de libertad y cultura que mostraba la pequeña Amparo, a la que animaron a hablar gallego, en contra de la opinión de sus amistades de la clase alta que consideraban ese idioma como un «dialecto de ignorantes», y la apoyaron cuando decidió practicar deportes y actividades al aire libre, que se consideraban impropias de una señorita.

Cuando el padre murió. madre e hija se trasladaron a A Coruña, donde la niña estudió magisterio y se convirtió en la primera mujer bachiller de la ciudad. También estudió canto y piano con el músico coruñés José Baldomir y pintura con Máximo Ramos, al tiempo que daba clases en la misma escuela que su madre. Hizo gala de su espíritu rebelde al comenzar a convivir con el conocido escritor, periodista y político republicano César Alvajar sin casarse, lo que motivó un notable escándalo en la ciudad. Fue madre de cinco hijos: Ana María, Javier, Amparo, María Teresa y Agustín, que al poco de nacer. Feminista convencida, defendió siempre el sufragio femenino y el acceso de la mujer a la educación. Entre 1933 y 1936 tuvo un papel muy destacado en la Agrupación Republicana Femenina, de la que fue secretaria y después presidenta.

A finales de junio de 19367​ la familia, menos la hija mayor, Ana María, y su hermano Javier, que se quedaron a estudiar en La Coruña, se trasladó a Soria donde César Alvajar había sido nombrado gobernador. Unos días después se produjo el golpe de estado militar dirigido por Francisco Franco que dejó a la familia dividida en los dos territorios: A Coruña, controlada por los sublevados y Soria, en zona republicana. Nunca más se volverían a reunir. Amparo López, su esposo César y sus hijas Amparo y Teresa comenzaron un recorrido por la península forzados por los avatares de la guerra, que los llevó a Madrid, Valencia y Barcelona, desde donde Amparo y su marido lograron huir a Francia. Su hija Teresa no puedo hacerlo y regresó a Coruña, donde fue detenida y pasó cuatro meses en la cárcel, acusada de ser comunista. Su hermana Ampara pudo huir a Argentina.

Al llegar a Francia Amparo fue separada de su esposo e ingresada en el campo de concentración de Argelès-sur-Mer, donde sobrevivían la mayoría de los españoles exiliados muriéndose de frío y hambre. Cuando su esposo consiguió sacarla del campo se trasladaron a Calvados, en Normandía, donde trabajaron en una fábrica de toallas. Allí se reunieron con sus hijas Teresa y Ana María, que pudieron huir a Francia y allí las sorprendió la invasión de los nazis. Al final lograron huir a Montalbán, en la zona de Vichy no ocupada por los nazis, donde el 12 de noviembre de 1942 murió María teresa, víctima de la depresión y los sufrimientos de los últimos años de su vida. Su hija Teresa definió su final con una imagen tan triste como poética: «murió de morriña».

Sincronía, una sola Humanidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s