Ocurrencias, mitos, realidades e incertidumbres de la vuelta al cole

vuelta-cole.jpg-kRqC--1200x630@abcA prácticamente un mes de que se produzca, el retorno a las aulas en el curso 2020-21 amenaza caos. Las comunidades autónomas siguen sin concretar las medidas que se adoptarán para evitar el contagio mientras desde el Ministerio de Educación se aferran al mito de la normalidad anormal y mantiene que el curso debe empezar en las fechas habituales y seguir las pautas temporales normales, pero sin asomo de planes, métodos y medidas que se adoptarán para lograrlo, especialmente sin mencionar siquiera una estimación de los fondos económicos necesarios para llevarla a cabo, empezando por la ampliación de las plantillas que permitiría ayudar a mantener las medidas de seguridad y el aumento de profesorado que permitiría reducir grupos.

En esta tesitura, los equipos directivos de escuelas e institutos y el propio profesorado se han visto colocados, una vez más, en una tierra de nadie en la que se ven obligados a apechugar con un problema en el que se les entrega la capacidad de ejecución, pero no se les permite intervenir en el proceso de búsqueda de soluciones. Como vulgarmente se dice, están condenados a “comerse un marrón” de proporciones inusitadas… y por eso están empezando a plantarse y a decir que no, que no puede haber una vuelta al colegio con tantas dudas, con tantas incertidumbres y, sobre todo, con tan pocas seguridades. A estas alturas las medidas comunes en los colegios para casi todo el territorio español consistirán en ponerse bien la mascarilla, evitar que haya más de 30 o 35 estudiantes por cada 50 metros cuadrados, espaciar los ratos de patio para evitar aglomeraciones y nombrar a un responsable COVID-19 entre los profesores que establezca un protocolo sanitario.

Queda abierto un universo de interrogantes e inquietudes sobre cómo evitar el contagio, pero en el último párrafo queda claro quién será el primer responsable: un miembro del profesorado, obligado a adoptar medidas que probablemente excedan sus competencias profesionales, salvo que ahora abunden los maestros y maestras con conocimientos de virología y salud pública. Para acabar de arreglarlo, en plena canícula semiclandestina el debate sobre las medidas que hay que adoptar para un regreso a las aulas tan indispensable como arriesgado, se refugia en las redes sociales… que a veces parecen el paraíso de la ocurrencia y el perogrullo. El abanico es amplio: desde proponer media hora presencial en las aulas y pausas de 15 minutos para ventilarlas (idea de Martin Kriegel, experto en calidad ambiental en edificios), a comenzar a asumir la realidad del peligro, lo que en boca de Russell Viner, presidente de la Royal College of Paediatrics, es un poco más rudo: “Hay accidentes (…) Tomamos medidas para prevenirlos, pero no dejamos de conducir. El síndrome inflamatorio es mucho más raro que los accidentes de coche con niños. No debería impedir a los padres mandar a los niños al colegio”.

De momento, los equipos directivos y los profesores buscan como blindarse ante la posibilidad de ser considerados responsables ante posibles brotes de coronavirus, por un lado, mientras por el otro tratan de buscar respuestas al aluvión de contingencias que se les vendrá encima dentro de un mes, cuando tengan que apañárselas como puedan para mantener a salvo a los menores de este país, mientras tratan de proseguir con su educación. Y eso sin mencionar que puede caerles la bola extra de tener que poner en marcha una nueva ley educativa, la octava en democracia, que tiene los visos de durar lo mismo que las anteriores, lo que dure el gobierno que le puso en marcha… y así seguirá siendo mientras no se imponga la necesidad de Un pacto de Estado en Educación.

Sincronía, una sola Humanidad

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s