«La palabra justa», la historia de una maestra entrañable que creó un metodo pedagógico que rompió moldes en tiempos de dictadura educativa

cartel_LA_PALABRA_JUSTAAl terminar la clase cada niño debía escribir en un pequeño papel y de la forma más resumida posible lo que ha aprendido en la clase del día y si fuese posible definirlo con una sola palabra. Las respuestas se ponen en la pared y entre todos eligen la mejor: La palabra justa. Ese es el juego que inventó hace casi 60 años Antía Cal Vázquez, una maestra que en 1961 fundó en Vigo el Colegio Rosalía de Castro y puso en marcha una nvedosa experiencia pedagógica.

Antía, Tita para sus alumnos que aún la recuerdan con enorme cariño, fue una maestra enamorada de su profesión y luchó contra viento y marea para renovar la enseñanza en unos tiempos de dictadura y pobreza educativa. Ella es la protagonista del documental «La palabra justa», del director gallego Miguel Piñeiro. Un película que podéis ver en este enlace y que os recomendamos encarecidamente.

Sincronía, una sola Humanidad

Enlace directo a la película

https://vimeo.com/397801196?fbclid=IwAR1pXI7WrNGxJeApUodHQOzeo_nfN7r8BOAiBijrenwknFC12xFnpzEPYVg

Ilustres olvidadas: Anita Loos, la escritora que alimentó la caldera de los sueños en la edad de oro de Hollywood

Anita_Loos_-_Apr_May_1920_MPCorinne Anita Loos nació en Sisson, California, el 26 de abril de 1889 en el seno de una familia ilustrada y económicamente acomodada. Su padre, Beers Loos, era un hombre de letras con una inquietud y curiosidad insaciables que le llevaron a trasladarse a San Francisco y fundar un periódico de sucesos, el The Dramatic Event, que se pagó gracias a los fondos conseguidos por la madre de Anita, Minerva «Minnie» Smith, que era la verdadera editora de la publicación. Pero el alcoholismo causó estragos en el negocio y llevó a sus hijas a tener que buscar trabajo en el teatro para ayudar a sostener a la familia. Con seis años Anita se subió por primera vez a un escenario y poco después comenzó a trabajar en la que compañía de teatro que fundó su propio padre en San Diego, pero su verdadera vocación era la escritura, a la que comenzó a dedicarse a pesar de la oposición familiar, especialmente de su madre, que prefería el dinero seguro del mundo del espectáculo.

Anita comenzó a publicar bajo el pseudónimo de un amigo que vivía en Nueva York, logrando un primer éxito con una obra de teatro titulada The Ink Well. Pero pronto se enamoró de las películas cinematrográficas cortas que se proyectaban en los teatros después de las actuaciones de cada noche. A los 22 años vendió su primer guion a la Compañía Biograph, Él era un chico universitario. Poco después lograba su primer éxito importante con el guion de The New York Hat, una protagonizada por Mary Pickford y Lionel Barrymore y dirigida por D. W. Griffith. Entre 1912 y 1915, redactó 105 guiones, de los cuales solo cuatro quedaron sin producir, y escribiría 200 guiones en los que narraba la vida real que había conocido en los turbios ambientes de los compinches de su padre y los elegantes amigos de su hermano, un famoso médico.

Pero su madre seguía oponiéndose a que trabajara en Hollywood, así que en 1915, para escapar de su influencia, Loos se casó con su primer marido, Frank Pallma Jr., que resultó ser un hombre sin dinero y aburrido y después de seis meses, Anita lo envió a buscar alfileres para el cabello, y mientras él estaba fuera de casa, hizo las maletas y regresó con su madre, a la que por fin convención para trasladarse juntas a la meca del cine, tras el fallecimiento de su padre. Con el apoyo del todo poderosos director D. W. Griffith, Anta se convirtió en escritora y guionista profesional. El éxito llegó cuando junto al director y su futuro marido John Emerson, trabajó en una serie de exitosas películas de Douglas Fairbanks, que, a parte de su habilidad atlética natural en papeles de aventuras de capa y espada, destacó por el estilo irónico de los subtítulos discursivos e ingeniosos que escribía Anita Loos, que se convirtió en una destacada figura de la era dorada de Hollywood.

En 1918, la compañía Famous Players-Lasky le ofreció a la pareja formada por Loos y Emerson un contrato de cuatro películas en Nueva York por más dinero del que habían ganado. Los dos se trasladaron a la ciudad de los rascacielos, donde tuvieron una experiencia aciaga. Emerson era un infiel enfermizo y se aprovechaba descaradamente del talento de su mujer para medrar como escritor en el cine. Anita cargó con él y lo incluyó en los trabajos que le ofrecían sólo a ella, como cuando William Randolph Hearst le ofreció a Loos un contrato para escribir un guion para su amante Marion Davies, quien se convirtió en amiga de Anita para toda la vida, lo que la llevó a ser incluida en el influyente y restringido círculo personal del magnate Hearst.

A principios de los años 20 Loos fue una de las primeras en unirse a la Lucy Stone League de Ruth Hale, una organización que luchó para que las mujeres conserven sus nombres de soltera después del matrimonio. Pero a pesar de su propensión a la independencia femenina, siguió a su marido cuando este decidió que abandonaran el mundo del cine y se pasaran al teatro. Anita pasó a un segundo lugar y su economía se resintió. Para colmo Emerson la convenció para liberalizar su matrimonio y comenzó a salir con actrices jóvenes, Anita se refugió en un grupo de amigas con las que comenzó a visitar el barrio negro de Harlem, por entonces en plena efervescencia artística, donde desarrolló una apreciación profunda y permanente por la cultura afroamericana.

En esa época conoció al periodista y escritor Henry Louis Mencken, bajo cuya influencia comenzó a escribir la novela que serviría de base para la famosa película Los caballeros las prefieren rubias, que se convirtió ese convirtió en el superventas sorpresa de 1925. Eso le permitió codearse con escritores como William Faulkner, Aldous Huxley o Edith Wharton y el éxito de la primera versión cinematográfica de Gentlemen Prefer Blondes, película lanzada en 1928 y ahora perdida, la llevó a los más alto de la industria del espectáculo. A partir de entonces trabajó durante 18 años trabajó como guionista para la Metro Goldwyn Mayer, proporcionando los mejores papeles a estrellas como Greta Garbo, Joan Crawford o Jean Harlow. Siguió tolerando los desatinos de su marido Emerson hasta que fue internado en un psiquiátrico y ella siguió su vida independiente, convertida en un referente cultural en los Estados Unidos como escritora, guionista y autora teatral. Murió en Nueva York a los 92 años de causas naturales.

Sirva este texto como nuestro sincero homenaje

Sincronía, una sola Humanidad

 

Herramientas digitales para el confinamiento con niños: la historia del arte al alcance de los más pequeños (7)

meninas-2El Museo del Prado ha creado un canal de Youtube para que los niños se diviertan mientras aprenden historia del arte con las obras maestras del museo. La mayor pinacoteca española ha creado una serie de divertidos videos para explicar a los más pequeños cuadros históricos como ‘Las Meninas’ de Velázquez, ‘Las Tres Gracias’ de Rubens o ‘La familia de Carlos IV’ de Goya, entre otros. De este modo su busca que el público infantil aprecie y entienda el significado de las obras mediante un formato interactivo y ameno, ilustrado con dibujos que narran datos históricos o anécdotas y particularidades que explican lo que el pintor ha querido trasmitir en el cuadro.

Sincronía, una sola Humanidad. Siempre con las familias y los profesionales de la educación. Conócenos.

Enlace al canal infantil del Museo del Prado

 

De esta saldremos todos juntos, nadie se puede quedar atrás porque nos jugamos el futuro del planeta.

planeta-tierra-aguaLa epidemia del Covid19 alcanza hasta el último rincón del planeta y el virus no entiende de fronteras, religiones o ideologías. Por primera vez toda la humanidad se enfrenta al mismo tiempo a la amenaza de una epidemia mortal. En el Día Mundial de la Tierra se impone una conclusión general: para garantizarnos el futuro es necesario poner en los primeros puestos de nuestra lista de valores la solidaridad, la empatía, la generosidad y el trabajo en equipo. De ésta saldremos»todos» juntos, nadie se puede quedar atrás.

Sincronía, una sola Humanidad

Mucha fuerza y mucha suerte

La educación del futuro más allá de la tecnología: un nueva escala de valores pedagógicos para los nuevos retos que se avecinan

playschool-children-learning-1024x683Además de demostrar las debilidades operativas y las desigualdades de nuestro sistema educativo, el confinamiento provocado por la pandemia del Covid 19 también ha puesto de relieve la fragilidad social surgida de una educación que ha primado la mera adquisición de conocimientos por encima de la formación de individuos creativos y ciudadanos con capacidad de hacer frente a retos insospechados y situaciones desconocidas, dos puntos que desde hace años todos los expertos en educación señalan como el objetivo primordial de los planes pedagógicos del siglo XXI y su revolución digital. Mientras las escuelas han tenido que improvisar nuevos métodos pedagógicos on line, que hasta ahora no habían ido mucho más allá del plano teórico, los adultos nos hemos visto desbordados por una restricción de movimientos y un confinamiento doméstico para el que hemos demostrado estar escasamente preparados.

Desde el comienzo de la crisis sanitaria se ha observado una cierta incapacidad para entender las dimensiones sociales de una pandemia que nos colocaba ante el espejo de nuestra esencia como individuos y como colectivo social. La tendencia inicial a saltarse las normas establecidas, la proliferación de rumores y noticias falsas, la incapacidad de parte de la ciudadanía para anteponer los intereses generales a los individuales y la dificultad para superar la frustración inicial que provocaba el cierre social nos hablan de un déficit educativo en adaptación al cambio, capacidad de resilencia y cultura del sacrificio. Son precisamente valores como esos los que se deben reivindicar en la elaboración de un nuevo esquema pedagógico, un nuevo sistema educativo que puede hacer frente con garantías a los vertiginosos cambios que se avecinan en la sociedad de la revolución digital y del conocimiento en la que los estudiantes de hoy tendrán que hacer frente a retos que hoy desconocemos completamente.

Afortunadamente, la crisis del Covid 19 también ha demostrado la capacidad de reacción, el esfuerzo individual y la fuerza de la solidaridad de una sociedad pillada con la guardia baja. Gracias a ese esfuerzo y esa entrega teñida de heroicidad de muchos individuos y colectivos, superaremos este golpe, pero habrá que sacar conclusiones para no enrocarnos en los mismos errores. El desarrollo de la fortaleza personal como valor formativo, la cultura del esfuerzo, la autodisciplina, el fortalecimiento del trabajo en equipo, el fomento de la capacidad de análisis y solución de situaciones de conflicto y el orgullo por el trabajo bien hecho, deben ser las claves de una nueva escala de valores educativos que apuntalen la adquisición de habilidades y conocimientos técnicos. Esa será una de las mejores lecciones que habremos aprendido de esta crisis.

Sincronía, una sola Humanidad

Mucha fuerza y mucha suerte

Herramientas educativas digitales y gratuitas para el confinamiento con niños (6)

Control-Parental-1030x687-1Siguiendo con nuestra iniciativa de proporcionaros material para ayudar a que el confinamiento doméstico sea más variado y llevadero y que, al mismo tiempo, los niños no pierdan el ritmo educativo en un curso muy incierto, hoy ofrecemos el enlace a una página con más de 150 programas que permiten un amplio abanico educativo y lúdico: desde la creación de libros virtuales a la generación de cuadernos de matemáticas, fichas de comprensión lectora y de caligrafía, crucigramas, sopas de letras y ejercicios de completar textos.

Sincronía una sola Humanidad. Siempre al lado de los padres y los profesionales de la educación

Enlace a la página

https://juandomingofarnos.wordpress.com/2010/10/14/150-herramientas-gratuitas-para-crear-materiales-didacticos-on-line/

Ilustres olvidadas: Marie-Louise-Élisabeth Vigée-Lebrun, la mujer independiente que retrató a la élite europea de principios del siglo XIX

Vigée-Lebrun-autorretrato-1790-e1529962739517Marie Louise Élisabeth Vigée, vino el mundo en París el 16 de abril de 1755 en el seno de una familia de escasos recursos económicos. Su padre era un pintor con cierta fama como retratista, pero sus contactos entre la pequeña burguesia no le permitian mantener con largueza a su familia y la joven Élisabeth Vigée vivió en un internado entre los 6 y los 11 años. En el internado desarrolló las dotes pictóricas que le había inculcado su padre, quién falleció cuando ella tenía solo 12 años, dejando a la familia en el desamparo. Este hecho provocó el prematuro desarrollo de Marie Louise, que se convirtió en una profesional de la pintura siendo sólo una adolescente. Comenzó haciendo retratos de su propia familia, con una calidad tal que llamaron la atención de la Académie de Saint Luc, donde a la edad de 15 años realizó con éxito su primera exposición.

A los 19 años ingresó en la Real Academia de Pintura y Escultura, donde conoció a Jean-Baptiste Pierre Lebrun, pintor y comerciante de arte, con quien se casó dos años depués, fundamentalmente para huir de su padrastro, con el que tenía una pésima relación. Su marido resultó ser un adicto al juego y las prostitutas, actividades en las que dilapidaba el dinero que ella ganaba, a pesar de lo cual Marie-Louise-Élisabeth Vigée logró no solo mantener su profesión, sino convertirse en una de las más afamadas retratistas de su tiempo. A los 23 años fue invitada a Versalles para pintar a la reina María Antonieta, quién quedó tan complacida con su trabajo que le encargó pintar más retratos de ella y de los príncipes. Esto la llevó a recibir peticiones de retratos de numerosos nobles de la corte y afianzó su carrera.

En 1780 viajó con su marido a los Paises Bajos donde profundizó en la técnica de los maestros flamencos y pintó los retratos de algunos nobles y del Príncipe de Nassau. Tres años después fue aceptada como miembro de la Academia Real de Pintura y Escultura, junto a su prinicipal rival, la también pintora Adélaïde Labille-Guiard, lo que provocó la inicial oposición de los hombres que dirigían la institución hasta que el ingreso se materializó gracias a la intervención de la reina María Antonieta. En 1789, tras el triunfo de la Revolución Francesa, huyó de Francia con su hija Brunette, de 9 años, a causa de sus relaciones con la monarquia y la nobleza y se instaló primero en Italia y después en Austria y Rusia. Mientras estaba en el exilio su marido fue obligado por las autoridades de la revolución a divorciarse y ella asumió su propia manutención y la de su hija con su propio trabajo.

Regresó a Francia durante el reinado del emperador Napoleón I. A partir de entonces siguió pintando para la élite de Europa y viajó a Inglaterra a principios del siglo XIX y pintó los retratos de varios notables británicos, incluyendo a Lord Byron. En 1807 fue nombrada miembro honoraria de la Societé pour l’Avancement des Beaux-Arts de Ginebra. Tras sufrir los avatares de las guerras napoleónicas, vivió en París hasta su muerte el 30 de marzo de 1842, sin volver a casarse a pesar de ser una de las mujeres más cortejadas de su tiempo. Dejó una monumental herencia pictórica de 660 retratos y 200 paisajes.

Sirvan estas líneas como nuestro homenaje

Sincronía, una sola Humanidad

El fin de curso virtual pone de relieve la brecha de la desigualdad educativa

Aula-vacíaEl confinamiento doméstico decretado para tratar de frenar la expansión de la pandemia del virus Covid19 ha puesto a prueba también nuestro sistema educativo. Tras un mes en casa, profesores y padres han tenido que ingeniárselas para tratar de evitar que los niños pierdan por completo un curso educativo del que apenas se habían consumido los dos primeros semestres y las previsiones apuntan a que el final del curso, o al menos una parte importante de él, se hará con las aulas vacías. Esta situación no prevista ha obligado a la comunidad educativa, especialmente al profesorado, a realizar un esfuerzo de adaptación e improvisación descomunal. Desde hacía años se venía hablando de la necesidad de adaptar nuestro sistema educativo a la realidad de la sociedad digital y fomentar las clases on line como complemento de la enseñanza presencial, pero no se fue mucho más allá de la teoría y ahora aparecen las consecuencias.

Pese a la cantidad de horas y esfuerzo  que el profesorado ha dedicado las pasadas semanas a adaptar las clases al esquema on line, la realidad ha desvelado que era poco lo que se había desarrollado este tema. Los maestros han tenido que crear su popios métodos y luchar contra una triste realidad social: pese a todas las promesas políticas y los rimbombantes repartos de ordenadores, lo cierto es que hay muchos niños que no disponen de acceso a internet en su domicilio. Obviamente esta carencia suele ir acompañada de un cuadro que revela los problemas de nutrición, hacinamiento en infraviviendas, desestructuración familiar y, en definitiva, riesgo de exclusión social. La brecha económica y social educativa es una realidad sangrante y el coronavirus ha venido a destaparla.

El último trimestre se plantea muy complicado y si el curso escolar no acaba naufragando por completo será por el admirable trabajo de los profesionales de la educación, tan poco reconocido por cierto como el de otros sectores, con el de la sanidad a la cabeza, que durante años han sido olvidados e infravalorados y que hoy, ante la situación palmaria de emergencia real, se han revelado como pilares fundamentales de nuestra sociedad. Desde los colegios se han puesto en marcha campañas para conseguir ordenadores y conexiones a internet para aquellos niños que carecen de ellos, los profesores han readaptado sus métodos y se han encargado de llamar personalmente a los domicilios para contactar con los alumnos y ayudarles con el desarrollo de clases a distancia y muchas asociaciones de padres y madres de alumnos buscan una salida a este embudo que nadie había previsto y que debería hacernos reflexionar sobre la urgencia de priorizar la educación como herramienta base para un futuro mejor y más justo.

Sincronía, una sola Humanidad. Por un pacto de Estado en Educación.

Juegos educativos infantiles para pasar las vacaciones en confinamiento (5)

tatyanagl120400029Siguiendo con nuestras recomendaciones para ayudar a pasar el confinamiento con niños en casa y evitar que pierdan el pulso educativo, hoy recomendamos una excelente página con juegos educativos online para niños de primaria.

Son juegos creados con el apoyo de docentes y pedagogos experimentados y que están clasificados por áreas temáticas y edad, basándose en los currículos oficiales de cada curso y con una amplia variedad, de forma que los padres puedan escoger el juego que mejor se adapte a las necesidades de sus hijos.

Gracias y mucha suerte a todos

Sincronía, una sola Humanidad

Enlace a la página Mundo Primaria

Juegos y actividades para hacer más llevadero el confinamiento a los niños (4)

d853d51227b4c9aed38295771cac2df8Manualidades, juegos, marionetas improvisadas, cuentacuentos on line… en la red puedes encontrar numerosas ideas y posibilidades para hacer más llevadero el confinamiento en los hogares donde hay niños pequeños. Para este fin de semana te aconsejamos un enlace web donde puedes encontrar un montón de ideas para desarrollar en tu casa y de páginas web que ofrece gratuitamente diversos servicios de ocio infantil.

Pero recuerda que también hay muchos hogares con niños sin acceso a internet y puedes compartir con ellos esos juegos de mesa que ya no usas o esos jugetes que tus hijos ya han olvidado y que para otros niños pueden ser nuevos… y sobre todo, puedes demostrarles que no están solos.

Sincronía una sola Humanidad. Gracias y mucha suerte.

https://ladiversiva.com/actividades-online-gratis-para-ninos-durante-la-cuarentena-por-el-estado-de-alarma