Ilustres olvidadas: Mercedes Gaibrois, pionera de la investigación histórica sobre figuras femeninas

Soledad_Acosta_de_SamperMercedes Gaibrois Riaño nació en París, donde su padre era el embajador de Colombia, el 18 de septiembre de 1891 y pasó sus primeros años entre la capital francesa y Bogotá. Recibió una esmerada educación, siempre en su domicilio, a cargo de dos renombradas intelectuales colombianas: la escritora Soledad Acosta de Samper​ y la historiadora Herminia Gómez Jaime de Abadía. Más tarde estudió en la Escuela Colombiana de Bellas Artes, donde recibió varios premios por su habilidad pictórica. Sin embargo acabó dedicándose definitivamente al estudio de la Historia a raíz de su estancia en Sevilla, donde residió a partir de los 17 años, tras la muerte de su padre. En la capital hispalense se casó con el catedrático de historia Antonio Ballesteros Beretta, con quién compartió numerosas investigaciones y junto a quién creo una escuela de historiadores.

En 1922, a los 31 años, comenzó a publicar la Historia del reinado de Sancho IV de Castilla, que comprendería al final tres tomos editados durante un período de seis años, una obra que le supuso el mayor galardón de la Real Academia de la Historia, de la que se convirtió en la primera mujer académica. El 24 de febrero de 1935 leyó su discurso de admisión, Un episodio de la vida de María de Molina, dedicado a quien fuera Reina de Castilla y una figura de gran peso a finales del siglo XIII. en los años sucesivos Mercedes Gaibrois se convirtió también en miembro de la Academia de Buenas Letras de Barcelona y de la Sociedad de Americanistas de París. En 1933 fue la primera mujer condecorada por Colombia con la Orden de Bogotá, para lo cual fue necesario un acuerdo especial del Parlamento del país.

Tras la muerte de su marido, en 1949, le sucedió como bibliotecaria perpetua de la Real Academia de la Historia. También fue Presidenta de la comisión internacional de Ciencias Históricas de París y representante de la Real Academia de Historia de España en el X Congreso Internacional de Ciencias Históricas. Falleció en Madrid a los 68 años de edad dejando un importante legado en obras de investigación histórica con especial incidencia en las protagonistas femeninas, como María de Molina, tres veces reina, Isabel la Católica, La reina doña Mencía, Anakaona (cacique aborigen taína de la isla Bohío) o Presencia de la mujer en la conquista de América.

Sirvan estas líneas como homenaje en el aniversario de su nacimiento.

Sincronía, una sola Humanidad

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s