Ilustres y olvidadas: Helen Keller. La capacidad de superación de una luchadora sordociega que alcanzó las más altas cotas intelectuales

Helen_KellerAHelen Adams Keller vino al mundo en una granja de Tuscumbia, Alabama, el 27 de junio de 1880. Se crió en el seno de una familia de orígenes acomodados pero arruinada durante la guerra civil de los Estados Unidos. Sus primeros tiempos fueron los de una niña normal pero a los 19 meses de edad sufrió una grave enfermedad que los médicos de la época llamaron congestión cerebro-estomacal, aunque especialistas actuales creen que pudo ser escarlatina, sarampión o meningitis mal tratada, a causa de lo que perdió completamente los sentidos del oído y la vista. Durante los primeros años vivió distancia prácticamente encerrada en si misma con la única compañía de una amiga, la hija de la cocinera negra.

Sin embargo su madre no se dio por vencida e, inspirada en una novela de Charles Dickens en la que la protagonista lograba estudiar a pesar de su discapacidad, la envió a Baltimore donde un doctor les aconsejó trasladarse a su vez a Washington, donde Alexander Graham Bell, el científico que obtuvo la primera patente del teléfono, trabajaba con niños sordos. Gracias a Bell conoció a Anne Sullivan, una estudiante de 20 años con discapacidad visual, que se convirtió en la instructora de Keller. Tras unos conflictivos comienzos en los que la niña se resistió a los esfuerzos de su maestra, Helen comenzó a tomar parte en las conversaciones mediante el deletreo de palabras en las manos. El siguiente reto fue aprender a leer para lo que Sullivan le proporcionó pequeños cartones con letras en relieve con los que ordenaba palabras y formaba oraciones cortas.

Anna Sullivan le dio también clases de aritmética, zoología y botánica, y tres meses después del inicio de su formación, fue capaz de leer y escribir mediante el sistema braille y un poco después, de utilizar el lápiz. También aprendió a leer los labios de las personas mediante el tacto y la percepción del movimiento y como resultado de todo ese esfuerzo salió de su ensimismamiento y se convirtió en una persona amable y llena de curiosidad por todo cuanto la rodeaba. Sullivan acompañó a Keller durante cuarenta y nueve años hasta su muerte. En 1888 ambas se trasladaron al Instituto Perkins para Ciegos en Boston y Hellen inició definitivamente su etapa de socialización y apertura hacia los demás.

Su tesón y capacidad de trabajo fueron tales que incluso llegó a ser capaz de articular su garganta para pronunciar palabras, aunque su voz era difícil de entender para los demás. A los once años llegó a escribir su primera historia, inspirada en la novela de Dickens que había animado a su madre a buscar solución a su discapacidad, pero el desencuentro con los responsables del centro Perkins donde estudiaba, quienes la acusaron de plagio, la llevó a dejar de asistir a clase y se dedicó a estudiar con Sulllivan y profesores particulares. En 1897 ingresó en el Radcliffe College y realizó estudios universitarios, convirtiéndose en la primera persona sordociega en obtener un título de grado. En la universidad desarrolló una ideología izquierdista que la llevó a militar contra el racismo y a favor de los derechos de las mujeres y las clases desfavorecidas.

En 1903 publicó su autobiografía, La historia de mi vida, con una éxito tan rotundo que fue traducida a 50 idiomas. Un año después se casó con John Macy, un socialista acérrimo del que acabaría separándose diez años después. Con más de 14 libros y cientos de artículos en su haber, Keller se convirtió en una célebre escritora, oradora y activista política, aunque sus actitudes feministas y pacifistas la llevaron a apoyar causas impopulares, como su oposición a la participación de Estados Unidos en la Primera Guerra Mundial, y le granjearon la inquina de los sectores más conservadores que se cebaron con su discapacidad para poner en duda su nivel intelectual. Falleció a los 87 convertida un icono nacional que simboliza la capacidad de superación y el triunfo de las personas con discapacidad.

Sincronía, una sola Humanidad. Nuestro homenaje en el aniversario de su nacimiento

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s