En 2019 seguiremos al lado de los que cada día se levantan dispuestos a hacer de este mundo un lugar más habitable.

Yo Soy Tu - BN

La única manera de lidiar con un mundo sin libertad es llegar a ser tan absolutamente libre que tu misma existencia es un acto de rebelión

(Albert Camus)

Sincronía, una sola Humanidad

Anuncios

Ilustres olvidadas: María de la O Lejárraga. Pionera feminista y renovadora del teatro bajo los apellidos de su marido.

Maria LejarragaMaría de la O Lejárraga García vino al mundo el 28 de diciembre de 1874 en San Millán de la Cogolla, La Rioja, en el seno de una acomodada familia que cuatro años después se trasladó a Madrid, donde su padre ejerció durante años su profesión de cirujano. En la capital María de la O se educó en los centros más avanzados de la época, como la Asociación para la Enseñanza de la Mujer donde tuvo el primer contacto con las ideas pedagógicas de la Institución Libre de Enseñanza. A los 17 años acabó la carrera de Comercio y se convirtió en profesora de inglés y en una forme defensora de las ideas progresistas educativas de la pre feminista Emilia Pardo Bazán.

En 1899 publicó su primera obra, Cuentos breves, que fue acogida con cierto escepticismo debido a su condición de mujer, lo que la llevó a publicar sus posteriores obras con los apellidos de su marido, Gregorio Martínez Sierra, con quién se casó en el año 1900. Ya como María Martínez Sierra participó en la fundación de la revista del modernismo poético Helios, donde escribieron insignes autores como Emilia Pardo Bazán, Antonio Machado, Jacinto Benavente o los hermanos Quintero. En 1908 dejó su labor docente para dedicarse de lleno a la literatura y su obra Canción de cuna, estrenada en 1911, recibió el premio de la Real Academia Española como la mejor obra de la temporada teatral.

En las dos primeras décadas del siglo XX siguió publicado con éxito obras de teatro, sustituyendo esporádicamente a su esposo en la dirección del Teatro Lara y viajando por todo el mundo, codeándose con lo más granado de la intelectualidad internacional. Desde que en 1914 publicó Cartas a las mujeres de España y, en 1917, Feminismo, feminidad, su figura comenzó a destacar en el feminismo internacional. En 1920 fue delegada de España en el VIII Congreso de la International Woman Suffrage Alliance donde colaboró en la redacción de una carta de derechos femeninos: reconocimiento de la igualdad política, administrativa y civil de los dos sexos. En 1926 participó en la fundación del Lyceum Club que presidió María de Maeztu, junto a Victoria Kent y Zenobia Camprubí, entre otras.

Durante la Segunda República Española ejerció una importante labor en la defensa de los derechos de la mujer y fue elegida diputada al Congreso por Granada. Tras la guerra civil permaneció en el exilio Francia, México y Argentina, donde finalmente falleció en 1974, después de tres décadas escribiendo sin demasiada fortuna y sobreviviendo gracias a trabajos editoriales. Durante lo últimos años de su vida peleó enconadamente por la defensa de los derechos de su obra escrita bajo pseudónimo con los apellidos de su marido. Su figura es clave para entender la historia de la literatura femenina española y la evolución de los derechos de la mujer.

Sincronía, una sola Humanidad. Nuestro homenaje en el aniversario de su nacimiento

La evolución y el desarrollo humano son producto de las migraciones

Migraciones historiaA lo largo de la historia de la humanidad, la migración ha sido una expresión valiente de la determinación individual de superar la adversidad y buscar una vida mejor. El mejor ejemplo de la relación directa entre emigración y progreso se produjo a finales del siglo XIX, cuando más de 50 millones de europeos emigraron al continente americano, produciendo una de las mayores etapas de desarrollo tecnológico que ha conocido la humanidad.

En 2017, el número de migrantes alcanzó la cifra de 258 millones, frente a los 173 millones de 2000. Sin embargo, la proporción de migrantes internacionales entre la población mundial es solo ligeramente superior a la registrada en las últimas décadas: un 3,4% en 2017, en comparación con el 2,8% de 2000 y el 2,3% de 1980.

Los últimos tiempos han supuesto un palpable retroceso en la actitud de tolerancia y apertura frente a la acogida de inmigrantes con un aumento de las actitudes xenófobas que es indispensable combatir si no queremos convertirnos en una sociedad envejecida y empobrecida moralmente. No es solo una cuestión de solidaridad, es una cuestión de supervivencia.

Sincronía, una sola Humanidad

EL ENCAJE ROTO: ANTOLOGIA DE CUENTOS DE VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES

Elencaje rotoHace más de un siglo, Doña Emilia Pardon Bazán se atrevió a levantar la voz contra la violencia de los hombres sobre las mujeres. En un tiempo en el que la mujer estaba relegada al papel de objeto privado de derechos, madre paridora y desahogo sexual y criada doméstica al servicio y capricho de los varones, esta coruñesa de título nobiliario, la Condesa de Pardo Bazán, desafió todos los convencionalismos y gritó bien alto y bien claro que el machismo que el machismo era una lacra social tan injusta como cobarde.

Doña Emilia, mujer de armas tomar que trajo e cabeza a una buena parte de los varones más ilustres e ilustrados de su tiempo, entre ellos a don Benito Pérez Galdós, no solo trató de tú a tú a los escritores más importantes de finales del siglo XIX, sino que ejerció una libertad personal, sexual e intelectual, insultada en aquellos tiempos. Y esa libertad sexual e intelectual la dejó plasmada, además de en sus famosas novelas, en una serie de relatos publicados en la prensa, en los que denunció el maltrato físico y psicológico del que eran víctimas las mujeres.

Ahora, Cristina Patiño, profesora de la Universidad de Santiago de Compostela, ha reunido treinta y cinco de aquellos cuentos de la Pardo Bazán, con variados en cuanto al tono, la ambientación o la clase social de sus personajes, referidos a la desigual relación entre el hombre y la mujer, la mayoría de los casos es su prometida, su esposa o su hija, pero en otros no hay ningún vínculo entre ellos, y al tipo de violencia: la física, la psicológica, la sexual, la patrimonial, la social, la simbólica. Una violencia que, desdichadamente, es prácticamente igual a la que existe en los albores del siglo XXI.

El Encaje Roto ha sido publicado por la Editorial Contraseña en 2018.
Es una recomendación de Sincronía, una sola Humanidad
Tolerancia cero con el machismo

Ilustres olvidadas: Lucía Sánchez Saornil, poeta y defensora de la libertad sexual femenina

lucia-sanchez-saornilLucía Sánchez Saornil nació en Madrid el 13 de diciembre de 1895. Su madre y su hermano murieron cuando ella era muy joven y ella quedó al cargo de la casa, con su padre y una hermana más joven. Estudió en el colegio de huérfanos “Hijos de Madrid” y heredó de una tía suya una pequeña pero completa biblioteca con la que completó su formación autodidacta. A los 17 años publicó su primer poema, Nieve. A los 20 años entra a trabajar en Telefónica mientras estudia en la Academia de Bellas artes de San Fernando donde conoce los movimientos vanguardistas, adhiriéndose al ultraismo de influencia americana.

A partir de 1919 comienza a publicar sus poemas bajo el pseudónimo Luciano de San-Saor en revistas como Tableros, Manantial y La Gaceta Literaria. En la década de los 20 iniciatia una nueva etapa de sindicalismo, a raíz de la conflictividad laboral desatada en la empresa de Telefónica y se adhiere a la corriente libertaria, donde desarrollará una importante labor en el desarrollo del feminismo y la lucha por lo derechos de la mujer. Editó la revista Mujeres Libres y tras el golpe de estado de 1936 pareticipó activamente en la lucha contra el levantamiento militar. En 1937 participó en la organización de la Conferencia Nacional de Mujeres Libres y tras la guerra se exilió en Francia, donde pasó por campos de concentración y residió en París, antes de regresar a España clandestinamente.

Murió en Valencia en 1974, tras vivir varias décadas de forma semiclandestina tratando siempre de organizar movimientos feministas. Fue una avanzada a su tiempo en la defensa de la libertad sexual, los derechos de la mujer en todos los terrenos y la abierta defensa de la homosexualidad que defendió como lesbiana declarada, lo que le costó una absoluta marginación durante los años del franquismo.Escribió una amplia obre literaria y periodística, pero su única publicación en vida fue el libro Romancero de Mujeres Libres, editado en 1938.

Sincronía, una sola Humanidad