Día del profesor: la valoración y el respeto a los maestros, elemento clave del cambio educativo

escuelarural-770x526“Si tienes que poner alguien en un pedestal, pon a los maestros. Son los héroes de la sociedad”. La frase es del gurú de las nuevas tecnologías y propagador de la revolucionaria idea de una sociedad basada en el conocimiento, Guy Kawasaki y define perfectamente la dirección en la que debe ir orientada la renovación del sistema educativo. Uno de los sectores laborales más desconocidos y menos apreciados es precisamente el de los educadores. Prejuicios sobre sus períodos de vacaciones, sus sueldos y su carácter de funcionarios se han enquistado en una sociedad que ignora completamente el esfuerzo cotidiano que hacen estos profesionales sobrecargados de trabajo y responsabilidades, especialmente desde que hace casi una década empezaron a sufrir los recortes presupuestarios achacados a la crisis económica. Estos prejuicios acaban convirtiéndose en un problema grava cuando se traducen en falta de respeto hacia la figura del docente.

Se da la paradoja de que muchos padres ponen la educación de sus hijos en manos de unas personas a las que deslegitiman continuamente y po0nen en duda su autoridad, como de4muestra el creciente incremento de agresiones verbales que sufren los profesores por parte de los padres, especialmente en las redes sociales donde se ha extendido la moda de que los padres recojan firmas contra maestros en grupos de WhatsApp o similares, la mayoría de las veces sin un análisis sosegado del problema, lo que conduce a verdaderos linchamientos virtuales. Esa es precisamente la base del incremento de la violencia que padecen en las aulas por parte de alumnos cada vez más incontrolados social y familiarmente.

Decía Albert Einstein que el supremo arte del maestro es despertar la curiosidad en la expresión creativa y fomentar la curiosidad por el conocimiento, una tarea en la que la mayoría de los profesores bregan contra viento y marea, ya que al abandono al que los somete la administración y el deterioro del respeto y la imagen social, hay que sumar las limitaciones a las que les somete un sistema educativo obsoleto e inestable debido a los permanentes cambios en los planes educativos, según la ideología del gobierno de turno. Por esa razón la base de todo cambio en la renovación de nuestro sistema educativo pasa por el establecimiento de un diálogo social y político que desemboque en un pacto educativo basado en el consenso para sentar las bases de un nuevo sistema duradero en el tiempo y adaptado a los enormes retos del siglo XXI y la revolución del conocimiento. Y en ese proceso, uno de los colectivos básicos es el de los maestros y educadores.

Sincronía, una sola Humanidad
Por un verdadero pacto de Estado en Educación que siente las bases de un nuevo sistema educativo 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s