En la educación del futuro, la necesidad del alumno no estará tanto en adquirir conocimientos, sino en saber cómo aprender, donde encontrar la información que le haga crecer.

Pablo rodriguez color“Para evitar caer en la dictadura del algoritmo o de la inteligencia artificial son importantes dos cosas: primero, desarrollar un buen criterio y saber que es la verdad en este mundo digital, y segundo, desarrollar la capacidad de conocerte mejor a ti mismo”.  Pablo Rodríguez es científico informático y experto en Internet, con años de experiencia en Silicon Valley y ha escrito Inteligencia artificial. Cómo cambiará el mundo y tu vida, publicado por la editorial Deusto.

¿Por qué decides lanzarte al proyecto de escribir “Inteligencia Artificial: Cómo cambiará el mundo y tu vida”?
Llevaba escribiendo este libro cinco años, tantos como tiene mi hijo. Es un proyecto personal primero y lo segundo es un proyecto de sociedad. Intento crear un libro que abra una voz y un espacio de discusión y conocimiento, y un proceso de aprendizaje, alrededor de, probablemente, la mayor revolución que vamos a ver y que estamos viendo en nuestra generación. Una revolución similar a la del paso del fuego a la electricidad o la revolución industrial, eso es lo que estamos viendo hoy en nuestro día a día, desde que nos levantamos por la mañana hasta que nos vamos a dormir, o incluso cuando dormimos, y que va a impactar en todas las áreas de nuestra vida, desde la educación, la medicina, el trabajo.

¿Qué pretendes transmitir en esencia?
Quería que este libro fuese un poco un faro, un punto de reflexión alrededor de historias mías que he vivido a lo largo de los últimos diez años, interactuando con organizaciones y con personas, entendiendo como es la inteligencia artificial y los retos que traía. Y quería hacerlo de forma amena, entendible para todo tipo de personas sin que tuviesen necesidad de entender de tecnología. Probablemente todo el mundo se encontrará reflejado en diferentes partes, porque esta es una revolución que no solamente afectará al mundo de las empresas, sino que te afectará a ti en el día a día de tu vida.

¿La Inteligencia Artificial es la solución a los males de la humanidad, una amenaza o ninguna de las dos cosas?
Bueno la Inteligencia Artificial es la capacidad de las máquinas de desarrollar una inteligencia que en un cierto momento puede ser superior a la humana y que en situaciones ya lo está haciendo. A nosotros no se nos ocurre hacer ciertas operaciones complejas con la cabeza, para eso utilizamos un ordenador. Y eso tiene sus beneficios y tiene sus retos. Hay visiones apocalípticas que dicen que la Inteligencia Artificial nos convertirá a nosotros en los próximos simios, que generará una próxima raza, y hay versiones que son más apostólicas, digamos, que dicen que lo va a solucionar todo y que a través de los datos y la Inteligencia artificial vamos a encontrar la solución a todos nuestros problemas.

Libro Inteligencia artificial¿Y cuál de las dos visiones es la más acertada?
Yo creo que será un camino de en medio, que la humanidad evolucionará alrededor de la inteligencia artificial, que nos ayudará a resolver grandes retos que tenemos de pandemias, de diferencias sociales, de ayudarnos a encontrar un trabajo de manera más fácil, a un médico a encontrar un tumor de manera temprana y darnos una medicina personalizada. Pero hay muchos problemas que son el hombre y los tendremos que solucionar entre los humanos, como aquellos que provienen de la empatía, del amor, de la presencia física, y será ahí donde el tándem ser humano – máquina tendrá que trabajar para poder hacer una inteligencia nueva que sea las suma de las dos y no una o la otra.

El tándem ser humano – máquina tendrá que trabajar para poder hacer una inteligencia nueva que sea las suma de las dos y no una o la otra.

¿Entonces en esta dicotomía hombre-máquina la principal fuerza del ser humano es el sentimiento?
Yo creo que hay varios tipos de inteligencia. Hoy las máquinas tienen un tipo de inteligencia que es una inteligencia perceptual, de encontrar patrones repetitivos en las cosas, por ejemplo, cómo recompletar una tarea o cómo llevar un objeto de un punto a otro. Luego hay otro tipo de capacidades que se necesitan para decir que una inteligencia es de verdad inteligente, como por ejemplo la analogía, el sentido común, el razonamiento, el entendimiento del lenguaje. Porque los ordenadores pueden hablar como los humanos, pero no entienden lo que están escuchando como nosotros escuchamos, y pueden entender nuestras emociones pero no sienten. Yo digo que la Inteligencia Artificial está al nivel de la inteligencia de un ratón. Probablemente falten muchos años para llegar a tener otro tipo de inteligencias y habrá alguna que dependa de tener un nivel de conciencia, de empatía y de emoción en el que probablemente las maquinas nunca reemplazarán a los humanos, que siempre estarán mucho mejor preparados para hacer tipos de trabajos que requieren del cuidado de las personas, del coaching, de resolver conflictos entre humanos o de hacer cosas para las que no hay una fórmula concreta.

¿Se puede llevar a cabo la revolución tecnológica sin que haya víctimas o es inevitable pagar un costo humano en parados, precariedad económica y exclusión social?
Yo creo que este reparo siempre existe cuando hay una revolución tecnológica. Yo diría que hay tareas, que no trabajos, que probablemente las máquinas hagan mejor. Probablemente una máquina verá más de lo que ve un médico y será capaz de detectar un tumor de manera más rápida, pero cuando haya que dar el tratamiento, cuando haya que entender la investigación que se está haciendo y como personalizarlo con el paciente, ahí tiene que haber un médico. Digamos que el puesto de trabajo no desaparece. lo que desaparece es una cierta tarea. Pero yo creo que en cuanto a eso, la revolución tecnológica no tiene porque plantear un problema.

¿Como se concreta algo así?
Cuando hubo el cambio en el mundo de la aviación y los pilotos dejaron de conducir aviones de guerra y se empezaron a usar drones se crearon unos trabajos alrededor de la ciberseguridad, por cada piloto que desapareció, hoy hay más de diez puestos de trabajo creados en este mundo y el 50% de los puestos de trabajo en el año 2020 o 2030 probablemente hoy no sabemos cuáles son. Cuando a mí de pequeño me preguntaban que quería ser probablemente diría ingeniero, periodista, arquitecto o maestro y no me podía imaginar que podría trabajar de comunity manager, de curador de experiencia o con ganancias digitales. Algo parecido pasará. El problema es la transición y como se gestionan las transiciones, porque los cambios que antes pasaban en 30 años y que teníamos un sistema social que nos permitía absorberlo y hacer una transición de manera ordenada, formando a la gente, con ayudas y con subsidios, pues esos cambios ahora pasan en diez años o menos y quizá necesitamos un nuevo contrato social, pero esto es una discusión de los humanos, no de las máquinas… como entre todos hacemos esa transición, porque la tecnología acabará haciendo todo lo que pueda hacer y eso no lo parará nadie.

La Inteligencia Artificial está al nivel de la inteligencia de un ratón. Probablemente falten muchos años para llegar a tener otro tipo de inteligencias.

¿Nuestro sistema educativo es capaz de asumir este cambio?
En temas de educación, lo que estamos viendo es una necesidad de aprender a aprender, donde cada vez los cambios son más rápidos, donde la necesidad del alumno, estará no tanto en adquirir conocimientos, sino en saber cómo aprender, donde encontrar las píldoras de información necesarias en cada momento, que le reten, que le ayuden y que le hagan crecer. Porque con todos estos cambios es muy difícil saber qué es lo que uno debería aprender, sino que lo va a ir viendo a lo largo de su vida y tendrá que aprender a aprender distintas cosas. Eso es muy importante. Por otra parte, también es muy importante tener en cuenta que las máquinas también van a manejar información y a tomar decisiones por nosotros, que debemos aprender, que no y para evitar caer en la dictadura del algoritmo o de la inteligencia artificial son importantes dos cosas: primero, desarrollar un buen criterio en el mundo digital, entender cómo se desarrolla un criterio propio, saber que es la verdad en este mundo digital, saber distinguir que fuentes son fiables y cuáles no.

¿Y eso cómo lo aplicamos?
Cada vez vamos a necesitar desarrollar más este sentido común y este criterio propio digita; y segundo, cada vez va a ser más importante desarrollar la capacidad de conocerte mejor a ti mismo, saber qué es lo que necesitas para poder controlar tu atención y ayudarte más, porque si no probablemente acabarás cada vez más en manos de algoritmos y de inteligencia artificial. Yo creo que cada vez la educación del futuro tiene que ser ayudarte más a conocerte a ti y lo estamos viendo en diferentes espacios de desarrollo de la meditación, de la capacidad de introspección, la capacidad de crear espacios donde los jóvenes pueden tener más control de su día a día y entender cómo utilizar la tecnología, no que sea la tecnología la que los utilice a ellos.

¿La sociedad española está preparada para este vertiginoso cambio tecnológico que se avecina, o seguimos dando la espalda al futuro inminente y creemos que esto está lejos, que es un poco de ciencia ficción y algo exagerado?
Yo creo que esta revolución está aquí, desde que nos levantamos hasta por la noche. Cada vez pasamos más tiempo en internet y por lo tanto interactuamos con ella de manera rápida. A la inteligencia artificial le ponemos la forma de un robot y pensamos en Star Trek, pero se nutre de datos, vive en un ordenador y está interactuando con nosotros en el día a día. Cada vez desarrolla más una capacidad de empatía, de entender nuestras emociones y no sólo está aquí, sino que se acelerará.

¿Cuál es el camino?
En la sociedad estamos empezando a tener las discusiones sobre qué quiere decir esto, porque es verdad que la aceleración de esta tecnología cada vez se nota de forma más fehaciente en el día a día. Lo estamos viendo con lo coches que se conducen solos, o lo estamos viendo en los avances en el mundo de la medicina, de las finanzas, de la cocina o incluso en el mundo del fútbol, usando máquinas de alta tecnología para desarrollar mejores estrategias. Yo creo que lo importante en la sociedad es que nos enfoquemos en tener conversaciones importantes, sobre todo alrededor de la ética, alrededor de quien controla estos datos, porque el futuro que está por venir, está todavía en nuestras manos y yo creo que lo importante es que haya más esfuerzo de comunidad, que se hable más sobre el tema de la autoridad humana en un mundo donde podamos evitar la dictadura del algoritmo.

MLP para Sincronía, una sola Humanidad

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s