“Trenrefugiados”. La tragedia de los refugiados contada por y para los niños

Tren refugiadosA diario niños de todas las edades sufren propia carne la tragedia de huir de su casa para salvar la vida y preservar la libertad. Son los niños refugiados, habitualmente olvidado, aunque a veces su trágica muerte salga en los grandes titulares. En esas ocasiones los niños europeos, nuestros niños, son testigos mudos de esa tragedia que afecta a otros menores como ellos. ¿Pero alguien se ha preguntado qué saben los niños europeos de los refugiados?, ¿cómo viven este fenómeno los niños?, ¿qué opinan sobre este tema?. El escritor José Campanari y la ilustradora Evelyn Daviddi han publicado Trenrefugiados, un libro en el que dan voz a los más pequeños, porque ellos tienen mucho que decir al respecto, y mucho que enseñarnos.

Con un tono narrativo dulce y emotivo, el libro acerca a los niños un tema que hasta ahora se había restringido informativamente al mundo de los adultos. Las ilustraciones, que abundan en detalles que hablan tanto de la desolación del viaje de los refugiados, como de la calidez de sus recuerdos y la seguridad de los refugios que les ponen a su alcance unos niños y su abuela, que son los narradores de esta peculiar historia, que cuenta en definitiva que cualquiera de nosotros puede convertirse en un refugiado sin poder evitarlo.

Los protagonistas son unos niños que son primos y que pasan la tarde en casa de su abuela, cuando Juan, el más pequeño, comenta que el día anterior en su colegio han recogido ropa y alimentos para los “trenrefugiados”, Guiados por la abuela, los niños van dando rienda suela a sus dudas, sus opiniones y sus inquietudes sobre el tema, aportando una visión infantil muy documentada por sus autores y que habitualmente resulta inédita en este tema. Al final la abuela decide contarles sus propios recuerdos de cuando era pequeña y unos vecinos de su pueblo tuvieron que huir a otro país para salvar la vida después de la guerra. Y hasta aquí podemos contar…

Trenrefugiados ha sido publicado por Ediciones La Fragatina y es una recomendación de Sincronía, una sola Humanidad

Anuncios

Educación para la solidaridad. Iniciativas escolares que encarnan noticias esperanzadoras.

Escola Ramon LlullLos chicos y chicas del sexto curso de la Escuela Ramon Llull de Barcelona, han donado por iniciativa propia más de 500 euros, que se habían quedado como un excedente de su viaje y del final del curso, para la investigación sobre el cáncer infantil que desarrolla el Hospital Sant Joan de Déu de la Ciudad Condal. Podría parecer una de esas noticias de consumo interno para la web o la página de facebook del colegio, y efectivamente eso es lo que es, pero además encierra algo mucho más importante, algo que va más allá del magnífico gesto de los alumnos: significa que algo esperanzador se está produciendo en nuestros colegios, más allá de las habitualmente negativas noticias sobre acosos, recortes y carencias, por las que suelen prestarles atención los medios de comunicación.

Porque, afortunadamente, esta iniciativa de los alumnos del Ramon Llull no es ni muchos menos un caso aislado. Cada año, habitualmente coincidiendo con el final de curso, se producen cientos de iniciativas similares. Por ejemplo, los alumnos de 6º de primaria del Colegio Ramón y Cajal de La Puebla de Almoradiel, crearon una cooperativa de inventores y durante semanas idearon y contruyeron sus propias creaciones. recaudando con ellas dinero entre familiares y amigos para donarlo para la investigación contra el cáncer. Lo mismo hicieron en el colegio Mare Nostrum de Cartagena, donde los niños dieron donativos para ver a los profesores del colegio se vistieron de la saga ‘La Guerra de las Galaxias’ en una sesión fotográfica en la que recaudaron alrededor de 1.600 euros, que serán donados al Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas. O. por citar sólo otro ejemplo solidario, en Córdoba, las escuelas de la Asociación de Centros de Enseñanza de Idiomas de Andalucía (Aceia) entregaron al Aula de Infantil del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba y al Hospital Infanta Margarita de Cabra más 800 libros para niños y adolescentes, recogidos de manera solidaria entre el personal y el alumnado de sus centros de enseñanza de idiomas.

En una sociedad con un paulatino incremento de la competitividad como herramienta de desarrollo personal y, sobre todo, de éxito social – fomentada en buena medida por los medios de comunicación y la industria del ocio – el desarrollo de sentimientos como la solidaridad, el altruismo o la indulgencia, que están en el origen de la empatía, son una herramienta indispensable en la interacción los alumnos con su entorno personal. El objetivo debe ser el establecimiento de una relación de equilibrio entre los sentidos de la equidad y la justicia, junto con la potenciación del espíritu solidario y la disposición al amparo y la protección de los demás, como defensa ante el abuso de cualquier tipo, algo que resumía perfectamente Clarence Darrow, abogado proderechos civiles: «Solo puedes proteger las libertades de este mundo al proteger la libertad de otros hombres. Solo puedes ser libre si yo soy libre.»

Con estas esperanzadoras reflexiones queremos desear unas felices vacaciones a todos los alumnos del país.

Sincronía, una sola Humanidad, Campaña por un Pacto Social y de Estado en Educación.

Aniversario de una sin razón. 93 años del “Juicio del Mono” contra la enseñanza de la Teoría de la Evolución

sdfp-anti-evolutionEl 10 de julio de 1925, hace 93 años, comenzaba en Dayton, una pequeña población de 1.700 habitantes, de Tennessee, una de los más absurdos y fanáticos ataques a la razón y la ciencia: el llamado “Juicio del Mono”, en el que se demandaba al maestro John T. Scopes por enseñar a sus alumnos la Teoría de la Evolución, basada en la obra El origen de las especies, de Charles Darwin. El juicio, que enfrentó dos de los abogados más brillantes de la época, William Jennings Bryan por la acusación y Clarence Darrow por la defensa, fue uno de los más sonados ataques contra la ciencia, la razón y la lógica por parte del fanatismo religioso en un país considerado civilizado y occidental.

John Scopes, profesor de una escuela secundaria,fue acusado de desafiar la Butler Act, un texto legal que prohibía expresamente en Tennessee “la enseñanza de cualquier teoría que niegue la historia de la Divina Creación del hombre tal como se encuentra explicada en la Biblia, y reemplazarla por la enseñanza de que el hombre desciende de un orden de animales inferiores”. El proceso atrajo una enorme atención por parte de la prensa y fue seguido con gran pasión y polémica por parte de la opinión pública estadounidense.

Numerosos y relevantes científicos declararon a favor de Scopes, mientras que la acusación se sustentó en citas bíblicas y el testimonio, coaccionado por el juez John T. Raulston, de algunos alumnos del acusados, a pesar de los cual el profesor fue condenado, aunque finalmente el tribunal se limitó sólo a una multa simbólica y no a una condena de prisión como pedía el fiscal. El juicio produjo el efecto contrario al deseado por sus promotores y la causa de la razón y la ciencia ganaron adeptos en todo el país.

John Scopes siguió enseñando ciencia durante toda su vida y murió en 1970. Fue enterrado en Louisiana según el rito religioso católico por voluntad expresa de su esposa y de sus dos hijos. La historia del “juicio del mono” se hizo todavía más celebre gracias a la obra de teatro Inherit the Wind, estrenada en 1955 e inspirada en dicho juicio, que además sirvió d inspiración para cuatro versiones cinematográficas. Hoy queremos recordarlo como homenaje a todos aquellos maestros que batallan día a día para poner al alcance de sus alumnos la ciencia, la cultura y la razón.

Sincronía, una sola Humanidad, por un Pacto Social y de Estado en Educación.

“Ojos verdes”. Un cuento para prevenir el abuso sexual a menores

Ojos verdesUno de cada cinco menores es víctima de abusos sexuales pero sólo conocemos un dos por ciento de los casos. Además, ocho de cada diez se producen en el círculo familiar y entornos de confianza, lo que impide detectar el problema. Por eso es necesario realizar una labor de educación y formación tanto en los colegios como en los nucleos familiares para prevenir los casos de abuso. Ese es precisamente el objetivo de Ojos Verdes, un cuento que ofrece a padres y madres una herramienta lúdica para fomentar el diálogo con sus hijos e hijas de 6 a 12 años sobre la prevención del abuso sexual.

La publicación, escrita por Yágüez junto a la ilustradora Sara Arteaga, enseña también a los menores de edad las habilidades, conceptos y valores necesarios para poder enfrentarse a situaciones de riesgo, saber pedir ayuda a los adultos responsables de su protección y crecer con una idea sana de las relaciones y de la sexualidad. Al ser uno de sus medios de expresión natural entre los niños, el cuento es un recurso idóneo que les facilitará la expresión de sus emociones, la comprensión del mundo y el aprendizaje de habilidades y valores

La psicóloga Luisa Fernanda Yágüez es responsable de Formación de la Fundación ANAR y el libro está editado por la Confederación Española De Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos con la financiación de la Secretaría de Estado de Servicios Sociales e Igualdad.

Es un consejo de Sincronía. una sola Humanidad, dentro de su Campaña: Protejamos a nuestros niños del abuso sexual infantil