La tragedia silenciada de la salud mental infantil

imagesUno de cada cinco niños tiene problemas mentales. La salud mental de los niños está empeorando y los padres tenemos la culpa. Así de taxativa se muestra la periodista especializada en infancia, Marta Moreno, de la revista Ser Padres, que recoge a su vez las conclusiones de un estudio de la terapeuta ocupacional Victoria Prooday. La triste conclusión de este análisis es que se está produciendo una tragedia silenciosa que afecta gravemente la salud emocional y mental de nuestros menores y señala como principales responsables a los padres.

En su estudio, Victoria Prooday sostiene que “los niños de hoy están sobre-estimulados, sobre-regalados de objetos materiales, pero están privados de los fundamentos de una infancia sana, en manos de padres distraídos digitalmente, padres permisivos que dejan que los niños ‘gobiernen el mundo’ y sean quienes pongan las reglas, un sentido de derecho, de merecerlo todo sin ganárselo o ser responsable de obtenerlo o un sueño inadecuado y nutrición desequilibrada”. En este entorno los niños carecen de límites definidos, de responsabilidades que le ayuden a madurar y de un autocontrol básico, lo que afecta incluso a su evolución y su desarrollo físico, ya que sufren disfunciones del sueño y carencias nutritivas, además de los obvios problemas psíquicos.

A pesar del tono un tanto apocalíptico del informe, la situación no debería llegar a ser insostenible y las soluciones pasan por un giro radical en el tipo de educación que la sociedad presuntamente desarrollada está dando a sus menores. Los niños necesitan un estilo de vida equilibrado y eso pasa por el establecimiento de límites y la eliminación de sobreprotecciones. El restablecimiento de un elemental principio de autoridad, el desarrollo de actividades compartidas entre padres e hijos, la eliminación del exceso de horas de abandono ante las pantallas, el fomento de las actividades al aire libre, la mejora de una diete alimenticia equilibrada y el incremento de los niveles de responsabilidad de los propios niños, serían más que suficientes para comenzar a eliminar un problema grave que amenaza a nuestra sociedad y que por el momento se mantiene bajo un peligroso manto de silencio.

Sincronía, una sola Humanidad. Mas información en nuestra entrada Valores para un nuevo modelo educativo (I)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s