El odio a los pobres. La peor noticia de la Real Academia Española en el año que acaba

indigents_426-canoso-con-perro-1 - copiaAporofobia: Del griego άπορος (á-poros), sin recursos, indigente, pobre; y φόβος, (fobos), miedo, Fobia a las personas pobres o desfavorecidas. Así define desde diciembre de 2017 la Real Academia Española de la Lengua una de las lacras más vergonzantes que padece nuestra sociedad. En un país con más de 30.000 personas viviendo en la calle, los actos de rechazo y las agresiones a mendigos y sin techo están aumentando significativamente, hasta el punto de generar un estado de alarma social que ha obligado a la RAE a incluir en el diccionario la palabra acuñada por la filósofa española Adela Cortina en los años 90 define el temor o rechazo hacia los más desfavorecidos.

La cosa comenzó con una campaña lanzada en las redes sociales durante el verano. Los ciudadanos reclamaban a la Academia que aceptase el uso de la palabra para hacer visible el rechazo hacia las personas que sufren la pobreza y tras una breve polémica, entre novedades tecnológicas como audiolibro, comidas de origen exótico como hummus, o conceptos filosóficos como posverdad, el diccionario ha introducido o recalificado para darle un nuevo sentido, términos como acoso escolar, machismo, sexo débil, que se tipifica como despectivo, sexo fuerte, que es eliminado, o babosear, que ya no sera “obsequiar a una mujer con exceso”.

En total fueron 3.345 las modificaciones, entre nuevos artículos, acepciones, matizaciones en sus definiciones y supresiones de vocablos, que sufrió el diccionario de la Real Academia de la Lengua. Unas suponen reconocimientos de un avance social (como las que se refieren al sexismo y al machismo), otras son un mero y a veces tardío reconocimiento de una denominación popular o una innovación técnica o una nueva moda, pero la más triste y vergonzosa para nuestra sociedad es la novedad de reconocer que padecemos una perversión cotidiana y común que se llama aporofobia y que significa odiar al prójimo por su miseria y mala fortuna.

No es precisamente una buena noticia para concluir un año difícil, pero a nosotros nos proporciona todavía más motivos para seguir sin rendirnos, sin tirar la toalla, en esa larga y dura carrera de tratar de construir cada día un mundo un poco mejor. Los pequeños gestos ayudan a conseguirlo y por eso nos gustaría seguir contando contigo en la lucha contra el odio, el machismo, la injusticia y el abuso en general.

Sincronía, una sola Humanidad

Mucha suerte y feliz 2018

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s