La educación no le interesa a nadie

Aula vaciaLlega el verano, se acaba el curso y el balance es desolador: las víctimas de la violencia machista han aumentado respecto al mismo período del año anterior, las agresiones a homosexuales y lesbianas aumentan cada día mientras baja la edad de los agresores, han aumentado las palizas a indigentes, las amenazas y la violencia contra los inmigrantes y los casos de acoso sexual y las violaciones. Quizá os preguntéis que tiene todo ello que ver con el final del curso escolar, y la respuesta es: todo.

El machismo, la xenofobia, la aporofobia (odio a los pobres), el racismo, la homofobia y el acoso, son, lisa y llanamente, una cuestión de cuestión de educación. Por muchas leyes que cambiemos, por muchos castigos que impongamos a los infractores y por mucho que se denuncien públicamente estas actitudes cavernícolas, nunca se acabarán si no las eliminamos de raíz desde la escuela… y si no evitamos que los modelos de los medios de comunicación (especialmente la televisión) sigan patrones de competitividad, agresividad y machismo, como los que exhiben ahora buena parte de los programas.

El curso escolar comenzó con todos los partidos prometiendo realizar los máximos esfuerzos para alcanzar un pacto de Estado en Educación y ha acabado como el rosario de la aurora, con los partidos enfrascados en un a guerra de sordos y con el tema olvidado en el fondo de algún cajón. Porque, digan lo que digan, la educación no le interesa a nadie, aunque todo el mundo coincida en que es fundamental, en que es la base de nuestro futuro, un futuro que se revela más oscuro a cada día que pasa. Los intereses económicos e ideológicos, son los árboles que impiden ver el bosque del desastre educativo que padecemos y que solo parece importar a los maestros y profesores que luchan cada día a brazo partido con unas condiciones y un panorama lamentable, y a las asociaciones de padres y madres (aunque aquí también pesa bastante el prejuicio social y político).

En definitiva. Un año más los niños se van de vacaciones sin esperanza ninguna de regresar a una escuela moderna que de soluciones a los retos del siglo XXI y que impida que nuestra sociedad siga deslizándose por el terraplén de la intolerancia, el fanatismo y la ignorancia. ¡Buen verano… y que no nos pase nada!

Sincronía, una sola Humanidad, campaña por un Pacto de Estado en Educación

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s