Rosa Jové: “Debería haber una asignatura llamada Descubriendo mi don”

ROSA-JOVELa escuela debe ser el entorno en el que el niño investigue y aprenda, donde el error no sea penalizado.  La ley de educación debería cambiarse porque ha quedado obsoleta y para mejorarse, no porque en el gobierno haya un partido de derechas o de izquierdas. Entrevista con la psicopedagoga y psicóloga infantil Rosa Jové.

Explicado a un lego en la materia ¿en qué consiste la educación emocional?

Hay tantas definiciones como autores. En general la podríamos definir como aquella educación que permite comprender nuestras emociones y canalizarlas de forma positiva. También entraría dentro de la educación emocional el aprendizaje de la empatía, la asertividad, la motivación… En general se trata de tomar conciencia de uno mismo y aprender a autorregularse para obtener un bienestar personal y de los que nos rodean.

¿Nuestro actual sistema educativo contempla la educación emocional?

El sistema educativo deja una puerta abierta a que se trabaje en las escuelas la educación emocional, pero de una forma muy ambigua. Por ejemplo en el articulo nº 1 del preámbulo se dice que: “En la esfera individual, la educación supone facilitar el desarrollo personal y la integración social.” Es por eso que en algunas escuelas ya se están aplicando programas para que sus alumnos trabajen la educación emocional, pero en otras no, porque el redactado es muy ambiguo en el terreno emocional. Mi respuesta a la pregunta sería que sí, que el sistema educativo la contempla, pero para llevarla a término de una forma efectiva debería concretar las medidas para que se hiciera efectiva en todos los centros escolares.

¿Son conscientes los padres de la importancia de la educación emocional? En términos generales, ¿están preparados para gestionarla?

La sociedad en general y los padres en particular, están cada vez más concienciados de lo importante que es que un individuo tenga una buena educación emocional para tener éxito en la vida y para desarrollarse mejor como persona. Pero nos topamos con dos problemas: por un lado no todos los padres creen en la importancia de la educación emocional, y piensan que tener un espacio dentro de la escuela para trabajar ese punto es como mínimo “una pérdida de tiempo” y en segundo lugar como ellos no han recibido educación para enseñar eso a sus hijos, aunque crean en su importancia, se encuentran con el hándicap de no saber cómo hacerlo. Hay padres que investigan, aprenden y llevan a término una educación emocional maravillosa en sus hogares y con sus hijos. Desgraciadamente no es la mayoría.

Castigos, horarios, deberes… ¿tienen sentido en el concepto educativo del siglo XXI?

Hay un consenso en la actualidad, fruto de las últimas investigaciones en psicología y en educación, de que se debería educar sin castigar. Como ejemplo citar que nuestro código penal prohíbe explícitamente el castigo físico en su artículo 154, y que el consejo de Europa en su publicación sobre “abolición del castigo físico infligido a niños y niñas” dice que: “El castigo físico se puede definir como toda medida adoptada para castigar a un niño que, si se dirigiera a un adulto, constituiría una agresión ilegal”. Hay personas que creen que el castigo físico no se debe utilizar, pero que el castigo No-físico si se puede. Bien, el castigo no-físico entra dentro del maltrato psicológico. En el concepto educativo del siglo XXI los castigos no tienen sentido ni cabida.

Seguir leyendo la entrevista en la web de Sincronía, una sola Humanidad

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s