Proyecto de ayuda a los niños del Nepal

Victor Molins, cooperante: “Debemos pararnos a pensar qué podemos hacer para ayudar teniendo en cuenta nuestras opciones”

wp_20160812_12_50_48_pro

La Asociación Sonrisas y Montañas busca ayuda para un grupo de niños que se quedaron huérfanos tras el terremeto que asoló su localidad del Valle de Lantang, en Nepal.

El proyecto trata de alcanzar dos objetivos fundamentales: la  creación de una casa hogar y escolarización de 5 niños huérfanos del Valle de Lantang, en la región de Rasuwa, Nepal,  en el Himalaya central;  y fomentar la implicación de las personas que voluntariamente deseen participar sobre el terreno en este proyecto o desde España.

Según los portavoces de la asociación, el terremoto dejó en el  Valle de Lantang dos colectivos especialmente perjudicados: las viudas, analfabetas en su mayoría y dependientes de sus esposos, y los niños huérfanos, que además de haber perdido a sus padres se encuentran acogidos por voluntarios del pueblo, atendidos según las posibilidades de cada familia, muy escasas, en la sierra, lejos de cualquier escuela.

Para paliar esa sitación buscan ayuda. Os podéis informar en

http://media.wix.com/ugd/ff46b1_af71cadaf8974ce78be4c330652f51a8.pdf

Sincronía, una sola Humanidad. Espíritu de colaboración.

http://www.sincronia.org/

Anuncios

Aquí solo aprueban los deportistas

calle_con_gente_bnConfiamos mucho en nosotros mismos, somos moderadamente optimistas respecto al futuro, pero nos deprime la situación social que nos rodea. Ese es a grandes y exagerados rasgos el resultado de un interesante informe que ha elaborado el rotativo gratuito 20 Minutos

El diario ha lanzado su primer Ulises, un estudio sociológico trimestral para tomar el pulso a como perciben los ciudadanos españoles su situación, la de su entorno y la del país en general. Casi 7 de cada 10 ciudadanos afirman sentirse seguros y no vivir con miedo, más de la mitad no se siente desanimado, pero menos de un 4 % confía en el resto de la sociedad en la que vive y, por sectores, solo se siente realmente satisfecho con nuestros deportistas internacionales de élite.

En todo lo demás: conservación del medio ambiente, acceso a la cultura,  calidad de la educación, situación del empleo y acceso a la vivienda, suspendemos rotundamente… dejando la política con la más baja de las puntuaciones.

Quizá no sea sorprendente, pero no deja de ser inquietante la deriva de un país que está abandonando el diálogo y la tolerancia a pasos agigantados.

Sincronía, una sola Humanidad.

Acceso al informe Ulises