La manada de los cobardes

sombras6“La fuerza del lobo reside en la manada”. Lo que hace unas semanas podría haber sido una frase entresacada de un documental del National Geographic, se ha convertido en la vergonzante definición del más infame machismo nacional. La violación de una joven de 19 años por cinco individuos que grabaron su “hazaña” y se la contaron en directo al resto de sus amigos, que se califican a si mismos como “La manada”, ha recorrido páginas de diarios e informativos, dejando una estela de mucho morbo y escasa reflexión sobre lo que oculta.

Uno de los detenidos llevaba un tatuaje con la frase “la fuerza del lobo reside en la manada”, la divisa del grupo de WhatsApp y probablemente uno de los clavos que remache su sentencia. Es poco probable que las fieras de esa manada supieran que estaban citando (mal) parte de un poema de Kilpling, y si lo sabían, seguro que ignoraban quién fue el autor de El libro de la selva. Para estos depredadores orgullosos sólo era una frase para envolver una ideología de machismo cuaternario, con el abuso como demostración de fuerza, la cobardía elevada a la categoría de virilidad y la degradación como forma de diversión.

Porque eso es lo que fue para ellos una violación jaleada por lo que se supone que es el resto de la “manada” que, en el mejor de los casos, no es capaz ni siquiera de discernir que están siendo cómplices en un delito, al menos cómplices morales. La envídia que manifestaron abiertamente sus amigos por no poder participar en una violación multíple, refleja mucho más que unas personalidades perturbadas: evidencia un fracaso social colectivo sobre los valores que transmite nuestra educación.

La manada estaba formada por individuos presuntamente normales, personas con las que nos cruzamos diario, e incluso en el caso de dos de ellos (militar y guardia civil), pueden tener en sus manos la misión de velar por nuestra seguridad, lo cúal convierte además esta infame violación en una trágica paradoja. No hablamos de marginados ni asociales a priori; hablamos de ciudadanos de pleno derecho que se aprovechan de esa condición para acechar y atacar presas solitarias, débiles ante una número una fuerza superiores. No son lobos, son chacales.

Si no queremos que se imponga la tesis hobbessiana de que “el hombre es un lobo para el hombre”, empecemos a actuar para cambiar nuestro sistema educativo… y de paso repensar cual es la labor de nuestros medios de comunicación.

Sincronía, una sola Humanidad

 

Por un nuevo paradigma educativo

2015 Winter TCA Tour - Day 1

PASADENA, CA – JANUARY 07: Neil deGrasse Tyson, author, astrophysicist, lecturer and director of the Hayden Planetarium at the American Museum of Natural History, speaks onstage during the National Geographic Channel Special Programming Announcement at the 2015 Winter Television Critics Association press tour at the Langham Huntington Hotel & Spa on January 7, 2015 in Pasadena, California. Frederick M. Brown/Getty Images/AFP == FOR NEWSPAPERS, INTERNET, TELCOS & TELEVISION USE ONLY ==

Refugiados y apátridas: el verdadero equipo olímpico

Bandera OlímpicaEl verdadero espíritu olímpico estará representado en Río de Janeiro por dos nadadores sirios, dos judokas de la República Democrática del Congo, cinco corredores de Sudán del Sur y un atleta etíope. Los diez llegarán al Estadio Olímpico bajo la bandera olímpica, una bandera que no representa a ningún país, sino a todo el mundo, a todos los habitantes de este maltratado planeta.

Los diez son refugiado sin patria, que huyeron de sus paises para salvar la vida y que tuvieron que nadar, correr y luchar a brazo partido, en una carrera, la de los que buscan refugio y asilo, en la que cada día mueren cientos de personas.

Van a representar en las Olimpiadas de Brasil lo peor y lo mejor del ser humano: la violencia y el fanatismo que crean parias mundiales y asesinan a miles de personas cada año y la capacidad de supervivencia y la fuerza de voluntad para construir un mundo mejor.

En estas olimpiadas nuestro euipo serán Anjaline Nadai, Rose Nathike, Yolande Bukasa, Yusra Mardini, Rami Anis, Yiech Pur Biel, James Nyang Chiengjiek, Yonas Kinde, Paulo Amotun y Popole Misenga. Son campeones de partida.

Sincroní, una sola Humanidad