Sangre y miseria tras el móvil

movilesEntre polémicas huelguistas y anecdotario político, Barcelona ha vuelto a convertirse un año más en la capital mundial de los móviles, ese aparato que se ha convertido en la herramienta de la revolución del futuro a costa de sangre, sudor y lágrimas de los más pobres, para variar. Mientras los millones fluyen entre las grandes compañías y en algunas ciudades la gente hace cola para comprarse el penúltimo modelo de alta tecnología, millones de personas sobreviven explotados en minas y montañas de basura tecnológica.

En 1989, el mismo año en que Motorola lanzaba el MicroTac, considerado el primer móvil ligero de la historia, Ruanda y Uganda ocuparon militarmente parte del territorio congoleño para hacerse con el negocio de la explotación del coltán. Comenzó así una larga guerra de catorce años terminó formalmente en julio de 2003. Conocida también como Guerra Mundial Africana, Gran Guerra de África o la Guerra del coltán, provocó la muerte de aproximadamente 3,8 millones de personas, la mayoría de ellas por hambre y enfermedades prevenibles y curables. Esta trágica cifra convirtió a esta guerra en el conflicto más mortífero desde la Segunda Guerra Mundial, y eso sin contar los millones de desplazados y refugiados en los países vecinos.

El coltán es el material imprescindible para la fabricación y miniaturización de condensadores para teléfonos móviles, ordenadores, pantallas, sistemas GPS, satélites o armas teledirigidas. Pero la explotación de este mineral se realiza en condiciones tan penosas  que se estima que por cada kilo de coltán han muerto entre dos y tres niños. Los principales yacimientos de coltán se encuentran en la República Democrática del Congo (80% de las reservas mundiales). En un lugar plagado de injusticias, la más cruel es la que obliga a los niños mineros del este de la República Democrática del Congo a dejar la escuela para escarbar en las minas artesanales que proliferan en las provincias de Katanga y los Kivus.

Gestionada con criterios de aprovechamiento, los desechos generados por los móviles también pueden ser una fuente de riqueza. Se calcula que 100.000 teléfonos móviles pueden contener unos 2,4 kilos de oro, equivalentes a 130.000 dólares, más de 900 kilos de cobre, valorados en 100.000 dólares, y 25 kilos de plata igual a 27.300 dólares. La inmensa mayoría de los materiales son reutilizables y podrían generar beneficios. Pero la política de de abaratamiento de costes para usar y tirar, generando un consumo ligado a la moda y a la innovación, lleva a muchas compañías a vender sus stocks de basura electrónica a países en desarrollo, donde el reciclaje se realiza en condiciones de explotación.

A pesar de que el tráfico de basura tecnológica está prohibido, se envían a países de Asia y África millones de toneladas de basura al año, camuflada entre equipos nuevos o seminuevos, cuya exportación sí está permitida. A causa de la acumulación y eliminación descontrolada de este tipo de basura, que contiene metales como el plomo, el níquel o el cadmio (en niveles superiores en más de 50% a lo aceptable) parte de la población de los países destinatarios sufre problemas de salud. En países como Ghana, Mali, Pakistán o Bangladesh, se están instalando enormes vertederos que se han convertido en una fuente de recursos para la población más desfavorecida, especialmente los niños.

Las propuestas más sensatas, para atajar este problema, pero también las más utópicas curiosamente, pasan por la racionalización del consumo: reducción de desechos, artículos más duraderos, compatibilidad entre soportes y la universalización de elementos básicos como cargadores y otros complementos.

Desde Sincronía, una sola Humanidad, os recomendamos este documental: “Coltán. Comercio sangriento”.

Conoce nuestras campañas

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s