Sueños de sal: cuando la solidaridad supera la ficción

caratula sueños de salUn pueblo, Novelda, en Alicante, y cuatro vecinos que luchan por alcanzar sus sueños en esta vida. Podría parecer una historia simple, pero nada más lejos de la realidad, porque de realidades trata este documental que cuenta la historia de cuatro protagonistas: Alejandro, un niño ciego de trece años; Irene, una joven con espina bífida; José Simón, un luchador de Muai Thai más conocido como ‘El Comino’, y Mariano, un hombre de 64 años que sigue soñando con ser músico de una gran banda de rock.

A través de su día a día y de su particular mirada del mundo, la cinta va mostrando cómo sienten cada uno la situación de crisis económica y cómo buscan abrirse camino ante ella, unos a base de contundentes golpes y otros con una insistencia no menos dura. El largometraje está realizado íntegramente por personas del pueblo, incluido, todos los miembros del equipo han colaborado en el proyecto de forma desinteresada y  beneficios económicos a las organizaciones humanitarias Cáritas y Cruz Roja.

“Suenos de sal”, es un proyecto del director Alfredo Navarro, el productor y conocido empresario de Carmencita, Jesús Navarro, con banda sonora de Óscar Navarro, ganador del Hollywood Music in Media Awards y nominado a los Goya en la última edición de los premios.

Un proyecto solidario que apoya la integración social y que os recomendamos desde Sincronía, una sola Humanidad

Un libro para ayudar a combatir el bullying

51R2rL7RxtLUno de cada cinco niños sufre algún tipo de acoso en el centro escolar, pero lo peor es que solo se conoce un 0,2 por ciento de los casos. A pesar de que el número de denuncias aumenta cada día, ayudando a visibilizar este grave problema, el bullying sigue siendo una lacra que marca el día a día de miles de menores en nuestro país. Una lacra vergonzante difícil de detectar y que afecta tanto a acosados como a acosadores, los primeros condenados a ser víctimas en muchos casos irrecuperables y los segundos convertidos en futuros maltratadores, homófobos, xenófobos y abusadores en general.

El maltrato entre iguales es un problema grave, aunque no es un fenómeno nuevo ni estrictamente escolar. Como otros maltratos que suceden en ámbitos familiares, laborales o sociales, el bullying participa de una naturaleza social que se manifiesta en el grupo de iguales, allí donde este conviva, y hunde sus raíces en las conductas agresivas, de las que se diferencia en formas y matices. Su causalidad compartida exige que su abordaje sea ecológico y mantenido, aglutinando el mayor número posible de esfuerzos desde todos y cada uno de los sectores de la Comunidad Educativa en torno al Proyecto Antibullying. Su tratamiento diferenciado, aunque no único, entre las diversas iniciativas de los Planes de Convivencia de los Centros Educativos, aporta relevancia educativa a un fenómeno que hace sufrir de forma gratuita e innecesaria a algunos de nuestros chicos/as y adolescentes.

Para ayudar a visibilizar y comprender mejor este problema recomendamos “BULLYING: EL MALTRATO ENTRE IGUALES: AGRESORES, VICTIMAS Y TESTIGOS EN LA ESCUELA”, un libro de José María Avilés Martínez, editado por Amaru Ediciones en 2013.

Sincronía, una sola Humanidad. Siempre contra cualquier tipo de abuso.

Conócenos

Pobreza bajo la alfombra

Indigents_379-copia - copiaEn esta planeta 62 personas ricas, muy ricas, poseen lo mismo que 3.600 millones de pobres. En España uno de cinco trabajadores está en riesgo de pobreza. Una oleada de frío invade Europa y un aliento glacial encoge el ánimo de quién se asoma a los titulares cuando coinciden informes como el de la precariedad laboral en nuestro país, elaborado por la OIT, y el de la desigualdad mundial de Intermon Oxfam.

La mitad de la riqueza generada en los últimos quince a los ha ido a parar a los bolsillos del uno por ciento más rico del planeta, mientras que la pobreza ha ido aumentando, incluso entre los que tiene trabajo, como es el caso de nuestro país, donde la precaridad y la inestavilidad laboral hacen que tener un trabajo no sea ni muchom menos, garantía de poder llegar a fin de mes en unas condicones aceptables. De hecho, según Cáritas, más de la mitad de las personas que acuden a ellos pidiendo ayuda o tienen algún tipo de trabajo o viven con una persona que lo tiene.

La brecha entre ricos y pobres aumenta día a día y ya no se trata de una realidad lejana, de algo que afecta a los países del antes llamado tercer mundo frente a unos hipotéticos países de desarrollados. En Europa la distribución de la riqueza también se ha desequilibrado completamente y para comprobarlo basta un dato: los directivos de las empresas llegan a cobrar en algunos casos cuatrocientas veces más que los trabajadores de las mismas.

Mientras tanto nuestras calles se llenan de personas sin hogar, de ancianos que mendigan para completar su mísera pensión, de jóvenes sin futuro ni esperanza. Ya no es posible esconder la miseria debajo de la alfombra. Nos estamos acostumbrando al pobre de la esquina, sin darnos cuenta de que ese pobre somos también nosotros. Ha llegado el frío y se nos está empezando a congelar el futuro. Exigir nuestros derechos, optar por el diálogo frente a la confrontación, tomar la iniciativa y recuperar una sociedad de valores frente a una sociedad de ambiciones, son las únicas salidas que en este momento parecen posibles.

Sincronía, una sola Humanidad

Proyecto: Última parada, la calle

“Los principales partidos y colectivos están de acuerdo en la necesidad de un Pacto educativo”

Víctor Caballero (IPE)Entrevistamos a Víctor Caballero, presidente de la Iniciativa por el Pacto Educativo (IPE), una asociación de ciudadanos que pretende contactar con todas las fuerzas que ejercen influencia sobre la educación (políticas, universidades, institutos, colegios, padres y alumnos, mundo de la empresa) para que juntos estudien nuevos métodos, fijen objetivos y acaben logrando un pacto nacional para la reforma del sistema educativo.

¿Qué es la Iniciativa por el Pacto Educativo (IPE)? Cómo surgió y cuáles son sus objetivos?
La Iniciativa por el Pacto Educativo es una asociación con medio centenar de miembros, que tiene el objetivo de impulsar la realización de un pacto educativo entre todas las fuerzas políticas y la comunidad educativa. Nacimos en diciembre de 2014 después de observar la creciente preocupación de los españoles tras los continuos cambios de la ley educativa.

¿Cuáles son los principales problemas de la educación en nuestro país?
Tenemos un alto número de repetidores y de abandono escolar; poco nivel en inglés; desigualdad en la calidad de la educación entre las comunidades autónomas….

¿Por dónde pasan las soluciones para mejorar nuestra enseñanza?
Desde nuestra asociación no nos atrevemos a proponer soluciones concretas; sólo proponemos el camino para lograrlas: el pacto educativo.

¿Estamos preparados para enfrentarnos a los retos educativos del siglo XXI?
Por supuesto. Aparte de la gran pluralidad política con la que contamos ahora y que representa probablemente mejor que nunca a la sociedad española, contamos con una comunidad educativa muy bien organizada en múltiples asociaciones, federaciones y confederaciones. Todo esto ayuda a que estén representados todos los intereses y puntos de vista, y se pueda abordar los retos del futuro con mayor perspectiva.

¿Cuáles son esos retos y qué respuesta exigen? ¿Hacia qué modelo educativo debemos ir?
Desde luego, los retos son acabar con todos esos problemas, pero además modernizar la educación y adaptarla a la realidad cambiante. Pero como decíamos antes, no entraremos a analizar en lo concreto esos retos ni sus soluciones, porque ese es el trabajo que les corresponde a los políticos y a la comunidad educativa. El papel de Iniciativa por el Pacto Educativo (IPE) es lograr que todos ellos dialoguen y acuerden.

Hemos tenido siete leyes de educación desde la transición democrática ¿Cómo afecta eso a la calidad de la enseñanza?
Pues de una forma muy importante. La estabilidad y disenso que ha caracterizado la política educativa española en las últimas décadas ha dificultado el desarrollo del sistema educativo de calidad y con recursos suficientes, en análisis de nuestras carencias, y el alcance, o incluso el debate, de soluciones eficientes e innovadoras.

¿Es posible el consenso que lleve a un Pacto Educativo?
Nosotros pensamos que sí, si no no existiríamos. Todos los principales partidos y colectivos del ámbito de la educación están de acuerdo en que es necesario un pacto educativo; las diferencias las encontramos, sin embargo, al entrar en las propuestas concretas que hace cada uno. Pero de todas formas pensamos, en primer lugar, que hay menos diferencias entre los partidos de lo que a priori se pudiese pensar; en segundo lugar, que las diferencias que existen podrían ser sorteadas. Tenemos la confianza de que el panorama político actual facilitará el acuerdo entre las fuerzas.

¿Cuáles son los principales obstáculos?
Evidentemente, los intereses partidistas y las diferencias ideológicas.

¿Qué líneas generales debería abarcar un debate social sobre el futuro sistema educativo?
Hay muchos temas que se podrían tratar: en primer lugar, el viejo debate entre derecho a la educación y libertad de elección, es decir, sobre la educación concertada; el modelo territorial; el estatuto de los profesores; el papel de la religión o de la enseñanza en valores; el diseño de la formación profesional; la dirección y autonomía de los centros…. Pero una vez más, tenemos que decir que esto no debe depender de nosotros, sino de las fuerzas políticas y los colectivos sociales de la comunidad educativa.

Sincronía, una sola Humanidad

Conoce nuestra campaña por un Pacto de Estado en Educación

Terror en la escuela: aumenta el bullying

acoso-escolarLas denuncias por acoso escolar se han triplicado durante el último año. Ya no valen excusas. Ya no se puede ocultar el problema con aquella maldita y vieja frase “son cosas de críos”, con ese razonamiento cómplice de que “¿quien no tuvo que soportar alguna broma pesada en el colegio?”. Porque no se trata de bromas pesadas, de la supuesta crueldad que tienen todos los niños. Las palizas, las humillaciones, los insultos, son una pesadilla para miles de niños para los que el colegio se ha convertido en un lugar de tortura física y psicológica. Y eso por no hablar de los suicidios como el de Arancha, una adolescente discapacitada que antes de arrojarse por el hueco de las escaleras dejó un mensaje que nos salpica a todos de vergüenza y oprobio: “Estoy cansada de vivir”. Carla, Jokin y Aránzazu también dejaron notas. Fueron los casos que saltaron a las páginas de los periódicos. Pero queda en la sombra mucho sufrimiento insoportable que nunca conoceremos.

Uno de cada cuatro niños sufre algún tipo de bullying, mientras que las inspecciones educativas sólo detectan el 0,05 % de los casos. Son niños muertos de miedo, niños enfermos, niños acosados por la ansiedad, niños marcados, quizá para siempre, por la injusticia y la violencia. Desde la Asociación No al Acoso, tienen una explicación sociológica para este incremento de la alarma por los casos de bullying y, a pesar de lo grave que es el dato, no es intrínsecamente negativa: «Este año hemos registrado un importante incremento en el número de denuncias. Se está denunciando más porque los niños y las familias están empezando a hablar, han perdido la vergüenza».

Es urgente actuar para acabar con la brutalidad, con los comportamientos indeseables de los niños y la complicidad cobarde de algunos profesores y directores de centros escolares que en algunos casos, afortunadamente cada vez menos, actúan con tibieza con la pretendida excusa de de no perjudicar al centro, de no culpabilizar a todos los niños, de no crear un ambiente todavía más hostil y vengativo en torno a los escolares acosados. y Hay que actuar con los padres, con los de los niños maltratados para que denuncien y con los de los niños maltratadores para que no defiendan y justifiquen comportamientos que con el tiempo pueden adquirir un matiz delictivo, cuando no criminal.

La escuela no puede ser un semillero de maltratadores, de racistas, de homófobos, de abusadores. La escuela es todo lo contrario y si no lo es, la responsabilidad recae en toda la sociedad, que no quiere detectar las señales de alerta, que no sabe colocar en un lugar de prioridad uno de los problemas más graves que tenemos: la mala calidad de nuestro sistema educativo. Expertos, educadores, sociólogos, psicólogos y pedagogos tienen el diagnóstico y señalan las soluciones. Es la hora de exigir con firmeza que los políticos y los responsables administrativos olviden sus mezquinos intereses partidistas y se sienten a dialogar para alcanzar, de una vez y para siempre, un verdadero Pacto de Estado en Educación. Es hora de pasar de las declaraciones electoralistas a los hechos y las soluciones concretas, aunque para eso haya que dejar de lado unos cuantos prejuicios y unos cuantos egoísmos. Por nuestra parte, seguiremos insistiendo.

Sincronía, una sola Humanidad.

Educación: seguimos a la deriva

aulavacaEn los últimos tres años la enseñanza pública española ha perdido más de 23.000 profesores y los alumnos han aumentado en más de 113.000. El desequilibrio es evidente y amenaza con ir a peor. Mientras los alumnos siguen inmersos en la confusión y la ambigüedad de unos planes de estudio erráticos, fruto de una ley educativa, la LOMCE, que se ha convertido en un ente moribundo, los profesores ven como la precariedad se apodera de su profesión.

Desprestigiados, faltos de estímulos, con recortes por doquier y faltos de formación e incentivos, ocho de cada diez muestra su rechazo al actual sistema educativo, según el último informe del World Innovation Summit for Education, uno de los más prestigiosos organismos educativos del mundo. Vivimos en un país en el que siete de cada diez ciudadanos considera que los profesores no son tratados con el debido respeto, seis de cada diez cree que los estudios superiores no preparan a los alumnos para el mercado laboral y ocho de cada diez pedagogos creen que es imprescindible una educación basada en proyectos, algo que por el momento no contempla ninguna propuesta política.

Nos acercamos al primer mes desde que acudimos a las urnas, entre vagas promesas de pactos educativos y los partidos políticos siguen sumergidos en una vorágine de dimes y diretes, declaraciones políticas y cálculos de probabilidades sobre la formación de hipotéticos gobiernos que han relegado a un segundo plano los cuestiones urgentes, entre las que la educación de nuestros niños esta relegada al olvido.

Somos un país estupefacto y estamos a punto de convertirnos en una sociedad a la deriva. Es urgente exigir a nuestros representantes políticos que pongan los pies en el suelo y empiecen a ocuparse del futuro. Es la hora de insistir con más fuerza que nunca en el diálogo social que nos conduzca a un Pacto de Estado en Educación.

Sincronía, una sola Humanidad

Spot campaña Pacto de Estado en Educación

El peligroso negocio de las armas españolas

portada_32Las ventas de  material de defensa español en el exterior se han multiplicado por ocho en tan sólo una década, al pasar de 400 millones de euros en 2004 a 3.200 millones en 2014, según los datos que publica anualmente el Ministerio de Economía. España ocupa ya el séptimo lugar en la lista de exportadores de armas.

La industria de la defensa, no sólo ha logrado capear el temporal de la crisis, sino que ha conseguido aumentar su facturación en los años más duros gracias a las exportaciones. Aviones, barcos, vehículos blindados y equipos electrónicos salen diariamente de las fábricas españolas con destino a todos los rincones del planeta, incluidas zonas en conflicto como Oriente Próximo.

La revista Alternativas Económicas publica en su número de este mes un interesante artículo sobre el negocio español de las armas que desde Sincronía, una sola Humanidad os recomendamos dentro de nuestra campaña de sensibilización “Ni un arma española en manos de niños soldado”. Queremos recordar que desde hace España vende armas y munición a países como Ghana, Burkina Faso, Haití o Paquistán. Parte de este material bélico es desviado y vendido en el mercado negro y acaba en manos de organizaciones paramilitares, guerrillas y mafias que utilizan niños soldados. Entre todos podemos evitarlo.

Conoce nuestra campaña

Enlace a la revista Alternativas Económicas

La Homeschooling permite personalizar la educación del niño según sus intereses y necesidades

Laura Mascaró HomeschoolingEntrevistamos a Laura Mascaró Rotger, Jurista, asesora y escritora. Fundadora de la Plataforma por la Libertad Educativa y defensora del Homeschooling.

Para los profanos…. ¿qué es el homeschooling?

Homeschooling significa, literalmente, escuela en casa, aunque muchas veces ni hacemos escuela ni lo hacemos en casa. Consiste en educar a los niños sin llevarlos a la escuela y eso es básicamente lo que nos define: la no escolarización. Dentro del homeschooling hay muchos tipos de familias, muchos motivos diferentes y muchas formas distintas de hacerlo.

¿Por qué has optado por este sistema educativo?

En nuestro caso fue por problemas con la escuela. Mi hijo fue a la guardería desde los 11 meses de edad hasta los 3 años y medio. Ahora bien, lo realmente importante no es porqué empezamos sino porqué decidimos continuar y porqué seguimos siete años después.

¿El homeschooling es legal? ¿No supone de hecho expulsar al niño del sistema educativo?

La normativa española exige que los niños estén escolarizados entre los 6 y los 16 años de edad, por lo que, técnicamente, no podemos considerar que el homeschooling sea una opción legalmente válida. No obstante, existe una cierta tolerancia por parte de las administraciones públicas, que no suelen perseguirlo de oficio.

¿Qué ventajas tiene? ¿Puede suponer problemas de socialización para el niño, tal y como mantienen algunos detractores?

La gran ventaja es que se puede personalizar la educación para cada niño teniendo en cuenta sus intereses, sus capacidades y sus necesidades. En relación con esto, otra ventaja es la flexibilidad, que es total, ya que si un método o una actividad no funcionan bien para un niño, no hay ningún inconveniente en dejarlo y cambiarlo por otro hasta encontrar los más adecuados.

La socialización depende siempre del carácter del niño, no de su escolarización. Hay niños escolarizados que no son especialmente sociables (lo cual tampoco es una característica negativa sino simplemente un rasgo de su personalidad). Además del carácter, el otro factor que influye en la socialización es el entorno en el que vives y las experiencias a las que te expones. Por ello decimos que los niños homeschoolers tienen una socialización mucho más rica, pues están en contacto con personas de edades muy variadas y viven situaciones que los niños escolarizados se pierden por el simple hecho de no disponer de tiempo para ello. Me refiero a que un niño no escolarizado normalmente hace actividades y acude a lugares con sus padres, como acompañarles a hacer recados y gestiones, por ejemplo, y además se reúne con otros homeschoolers que casi nunca van a tener su misma edad. A diferencia de ellos, los niños que van a la escuela son recluidos durante 6 o 7 horas diarias con otros niños de su misma edad.

¿Es un método educativo en sí mismo o se pueden aplicar métodos distintos dentro de esta forma de educación?

El homeschooling no es un método. Es simplemente el hecho de no escolarizar a los niños. Diría más, es el hecho de no escolarizar presencialmente, ya que algunos homeschoolers se sirven de escuelas a distancia. Existen muchas formas de educar sin escuela pero la gran mayoría de familias pueden considerarse eclécticas, es decir, que toman de cada método aquello que más les interesa creando así una suerte de nuevo método personalizado. Prácticamente se puede afirmar que no hay dos familias homeschoolers que lo hagan de la misma manera.

¿Crees que nuestro sistema educativo cumple las funciones y objetivos que exige la sociedad del siglo XXI?

El sistema escolar es tan grande y rígido que es inevitable que la sociedad se le adelante. La sociedad evoluciona a un ritmo cada vez más rápido, especialmente a causa de las nuevas tecnologías. Es prácticamente imposible que el sistema se adapte a los cambios a tiempo y es por eso que cada vez más familias deciden separarse del sistema y buscar o crear otras alternativas, como las escuelas libres y el homeschooling.

Desde tu experiencia personal, ¿cuáles son los principales problemas de la educación en nuestro país?

Si he de hablar desde mi experiencia diría que hay dos grandes problemas: el de las necesidades especiales no atendidas (falta de diagnóstico en ocasiones; o diagnósticos erróneos; o diagnósticos correctos pero inadecuada o inexistente tratamiento) y el de la completa desconexión del sistema escolar de la vida y los intereses de los niños (tanto en los contenidos como en las metodologías), lo que redunda en la desmotivación tanto de los niños como de los profesores. Existe también una gran falta de vocación en una mayoría de docentes que conlleva muchos otros problemas.

¿Por dónde pasan las soluciones para mejorar nuestra enseñanza?

Mi propuesta se basa en los siguientes puntos: Una toma de conciencia por parte de los padres de que el cambio es posible y de que está en su mano. Por desgracia todavía muchos padres se desentienden de la educación de sus hijos porque consideran que compete en exclusiva a la escuela. Otros padres quieren implicarse pero no saben muy bien qué pueden o deben hacer.

Una reforma integral de la carrera docente, empezando por un cambio en los requisitos de acceso a la carrera docente, pues en las últimas décadas se ha perdido en gran medida la vocación debido a que el acceso es demasiado fácil y no se toman en consideración las aptitudes ni las actitudes de los aspirantes. Además, no tendremos un buen sistema educativo si no tenemos buenos docentes.

Determinar claramente cuál es el objetivo de la educación. Esto es lo primero que debemos preguntarnos y responder: ¿qué es la educación y para qué sirve? ¿Qué espero que suceda con mi hijo cuando lo mando a la escuela o cuando decido educarlo en casa? Si no sabemos cuál es el objetivo difícilmente podremos establecer las medidas adecuadas para conseguirlo.

Devolver el contenido al lugar que le corresponde.En los últimos años se ha puesto tanto el énfasis en los procesos de aprendizaje que se ha relegado al contenido a un lugar sin importancia. El cómo se enseña y el cómo se aprende son sin duda importantes, pero el qué se enseña sigue siendo la clave de todo el proceso. ¿De qué sirve hacer de la enseñanza un proceso divertido si lo que se enseña no es algo útil, verdadero, necesario o importante? ¿De qué sirve enseñar el abecedario mediante juegos si no se aprende a comprender lo que se lee porque sólo se da importancia al proceso y no al contenido ni al resultado?

Simplificación de los requisitos de creación de centros docentes (para que la “libertad de creación de centros” sea real). Esto supondría, de facto, la legalización de las escuelas libres.

Exámenes libres para acceder a los títulos oficiales, sin requisito alguno (pues a día de hoy si un homeschooler está preparado a los 14 años, debe esperar hasta los 18 para poderse examinar de la ESO).

Creación de múltiples itinerarios dentro del sistema escolar y permeabilidad entre ellos (que puedas saltar de uno a otro y entrar y salir del sistema). La libertad, en definitiva, es el factor fundamental para que el cambio se produzca. Libertad para crear el centro educativo que uno estime conveniente; libertad para que cada familia elija el centro que prefiera para cada niño; libertad para educar sin escuela o con escolarización parcial (flexischooling).

¿Estamos preparados para enfrentarnos a los retos educativos y tecnológicos del siglo XXI?

A nivel individual por supuesto que estamos preparados. Quien no está preparado -y no sé si alguna vez lo estará- es el sistema como tal. Creo que la solución pasa por la acción individual, como padres o como docentes. Hacer lo que está en nuestra mano (que es mucho más de lo que tendemos a pensar) para que nuestros hijos tengan una buena educación hoy, pues los niños de hoy no pueden permitirse el lujo de esperar cuatro años o más hasta que el gobierno decida hacer una ley adecuada.

Pienso además que los niños de hoy nos llevan la delantera en cuestiones tecnológicas y que, más que preguntarnos qué o cómo podemos enseñarles deberíamos preguntarnos qué pueden enseñarnos ellos a nosotros mismos y qué están aprendiendo por si solos (que es mucho).

¿Hasta qué punto es importante lograr un consenso educativo? ¿Es posible ese consenso? ¿Crees que un Pacto de Estado en Educación sería una solución deseable para nuestro sistema educativo?

Si asumimos que la solución al problema educativo pasa por cambiar de nuevo la ley, entonces sí es necesario un consenso. Sin embargo, aquí soy pesimista y no creo que sea posible alcanzarlo. Poner de acuerdo a padres, profesores y, sobre todo, a los diferentes partidos políticos con representación parlamentaria se me antoja misión imposible. El motivo es, sencillamente, que todos los implicados tienen ideas diferentes sobre cuál es el objetivo de la educación. Y mientras no haya un consenso sobre cuál es el objetivo, no podrá haber consenso sobre cómo ha de llevarse a cabo la reforma.

Ahora bien, el consenso no sería necesario si se permitiera que cada familia tuviera libertad de elegir qué tipo de educación quiere para sus hijos y, asimismo, si cada colegio pudiera decidir, también libremente, qué tipo de pedagogas quiere seguir y qué metodologías aplicar. De hecho, es algo que ya está sucediendo. Mientras una parte de la sociedad está enfrascada en el sempiterno debate sobre el estado del sistema escolar, otra parte de la sociedad está actuando y organizándose libremente para ofrecer a sus hijos la educación que necesitan. Cada año que pasa hay más escuelas libres y más homeschooling por el simple motivo de que nuestros hijos necesitan una buena educación hoy y no tenemos tiempo que perder.

¿Qué líneas generales debería abarcar un debate social sobre el futuro sistema educativo?

El debate social debe ir dirigido a determinar cuál es el objetivo de la educación. Es decir, qué pretendemos conseguir cuando llevamos a un niño a la escuela (o cuando decidimos no llevarlo). ¿La adquisición de conocimientos? ¿La educación emocional? ¿La educación en valores? ¿El desarrollo de habilidades útiles para la vida? Mientras no se aclare esta cuestión fundamental todos los demás debates serán estériles o se limitaran a un cruce de diatribas sin resultado alguno.

Sufragistas: el comienzo de una lucha por la igualdad

SufragistasEn la Inglaterra de principios del pasado siglo estalla una revolución sorda, pausada, a la que nadie da tal nombre, pero que será la que más dure y suponga el mayor avance de la sociedad durante los próximos cien años: la lucha de las mujeres por la igualdad de sus derechos. Todo comenzó con las sufragistas y su reivindicación del derecho a votar.

Esta película dirigida por  Sarah Gavron y escrita por Abi Morgan, nos cuenta la historia de los primeros movimientos feministas, centrada en Maud Watts, una joven luchadora de la clase obrera, explotada en una lavandería desde niña. Al ver que su protesta de manera pacífica no tiene resultados, Maud decide radicalizarse y usar la violencia para forzar el cambio y conseguir el derecho al voto. En su lucha por la dignidad y la de sus compañeras, la joven no pondrá solamente en riesgo su trabajo, su familia y su hogar, sino también su propia vida.

En estos días en los que las mujeres han logrado todos los derechos teóricos como ciudadanas de primera, el machismo cavernario sigue resistiéndose a morir y la violencia sobre las mujeres no cesa, dejando un balance de muertos insoportable en nuestro país y una situación de esclavitud, maltrato y explotación sexual en todo el mundo. Por eso desde sincronia.org aconsejamos esta película sobre los origines de una lucha que debe ser definitiva en los próximos años.

Sincronía, una sola Humanidad.