“La educación ha caído en la competitividad y la pérdida de respeto por la infancia”

 

eva bailen

Es imprescindible acotar los tiempos y fijar una edad a partir de la cual los niños están preparados para asumir los deberes  en el hogar. No sabemos cómo serán las profesiones del futuro, pero sí que sabemos que estamos aun educando como en el siglo XIX. Es muy importante que se logre un pacto educativo para trazar un plan estratégico a largo plazo, para avanzar y no estar siempre tratando de adaptarnos a los vaivenes políticos.

Entrevista a Eva Bailén, promotora de la campaña por la racionalización de los deberes escolares. 

¿Qué te impulsó a poner en marcha una campaña para exigir la racionalización de los deberes escolares?

Sobre todo la certeza de que someter a los niños a unos deberes abusivos es totalmente contraproducente. Lo vivía con mis propios hijos, veía las diferencias de criterio entre maestros del mismo centro, y cómo la carga excesiva de deberes se adueñaba de las tardes y los fines de semana de mi familia. Además de producir conflictos, frustraciones y estrés, los resultados no son mejores, no es necesario después de cinco horas de clase seguir haciendo deberes tres horas más. Los niños tienen derecho a jugar y descansar. Sus jornadas no pueden ser como las de los adultos.

¿Cuáles consideras que deben ser las medidas que hay que adoptar para conseguir dicha racionalización?

La primera medida es la concienciación de la comunidad educativa, profesores y padres, y la recuperación del respeto por la infancia. Además, se pueden implantar protocolos de deberes en los colegios que garanticen que todo el claustro seguirá las mismas líneas de actuación. Los protocolos de deberes se deberían consensuar y adaptar a las particularidades de cada centro, teniendo siempre en cuenta que los niños deben ser los protagonistas del aprendizaje. Ayudaría reducir el número de libros de texto, la coordinación entre los docentes a la hora de poner exámenes y mandar deberes y la asignación de deberes no repetitivos, dando plazos de tiempo más largos para entregar las tareas realizadas. Es imprescindible acotar los tiempos y fijar una edad a partir de la cual los niños están preparados para asumir esos deberes en el hogar. Los deberes no debería plantearse antes de tercero de primaria, siendo recomendable retrasarlos incluso hasta quinto o sexto.

Sigue leyendo la entrevista en

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s