Machismo asesino de doble filo

Crimen cuenca

La caza del monstruo ha finalizado, el rompecabezas del último crimen está resuelto… pero el verdadero criminal sigue habitando entre nosotros. El crimen de Cuenca, de nefastas reminiscencias sonoras, ha vuelto a estremecer de horror la siesta veraniega. Esta vez la etiqueta de violencia machista ha sido colocada con prontitud, mientras las noticias desgranan detalles de una salvajada para la que nadie encuentra explicación.

Al final conoceremos prácticamente todos los detalles del cuando, el quién y, con carga de morbo, el como. Pero seguiremos prácticamente a ciegas sobre la eterna pregunta del millón: el porqué.
No somos quién para dar discursos gratuitos sobre maldad intrínseca del ser humano o la influencia de los entornos sociales en los comportamientos delictivos, pero sí que tenemos la certeza de que el camino por el que avanzamos no es el adecuado y que habría que indagar en los entresijos de la sociedad que estamos construyendo. ¿Banalizamos la violencia?, ¿justificamos el machismo?, ¿elogiamos la mentira?, ¿fomentamos el odio?, ¿ensalzamos la ignorancia? Una ojeada a la actualidad, una mirada atenta a nuestro alrededor, nos hace temer que sí, aunque resulte doloroso para nuestra sensibilidad colectiva.

Hoy solo podemos tratar de compartir el dolor de los que conocieron y quisieron a las víctimas, aunque siempre que un ser humano fallece por la violencia de otro, las víctimas somos todos. Pero además queremos combatir la idea de que los crímenes machistas son una plaga inevitable, queremos insistir en que la violencia machista es de doble filo y agrede tanto a las víctimas directas, las mujeres y los niños maltratados y asesinados, como al resto de la sociedad a la que el machismo arrastra hacia el fracaso más rotundo. Se ha dicho muchas veces, pero es necesario repetirlo hasta el cansancio: eliminar la violencia machista es una responsabilidad de todos. Podemos empezar dando la vuelta a un refrán: quién bien te quiere, no te hará llorar.

Sincronía, una sola Humanidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s