El último escándalo de pederastia en Gran Bretaña salpica a cientos de famosos

abuso

Políticos, deportistas de élite, músicos, actores, estrellas de televisión y todo tipo de celebridades públicas, figuran en la lista de 1.433 personas que están siendo investigadas en el Reino Unido por uno de los casos de abuso sexual infantil más espectaculares de la historia reciente. Y lo que es todavía peor: para la policía esto solo es la punta del iceberg de un escándalo de pederastia que está conmocionando a la opinión pública británica.

Los escenarios de estos abusos fueron fundamentalmente escuelas y orfanatos, en su mayoría centros de carácter público o religioso, donde los niños y niñas internados eran víctimas de una red de pederastas que extendía sus tentáculos hasta el mismísimo Palacio de Westminster, sede del parlamento británico. Estos casos se comenzaron a investigar en los años setenta del pasado siglo, pero a partir del año 2.000 la investigación se olvidó debido a las fuertes presiones de altos cargos políticos y empresariales. Ha sido gracias al esfuerzo de las autoridades policiales y las organizaciones británicas que luchan contra el abuso sexual infantil, que se ha podido acabar con la impunidad con la que actuaban estos depredadores sexuales, amparados en su prestigio público y sus influencias sociales.

El escándalo no es exclusivo de la sociedad británica. En nuestro país, casos como el del arzobispado de Granada, donde el juez del caso que investiga los abusos cometidos por el llamado Clan de los Romanones, en el que están implicados diez religiosos y dos seglares, ha dado un ultimátum al arzobispo que se niega a colaborar con la justicia, es el último escándalo de este tipo, pero no el único. En los últimos cinco años al menos una decena de casos han salpicado a la iglesia española, protagonizados por sacerdotes y seglares de Barcelona, Zaragoza y Cádiz, entre otros.

Pero el abuso no es exclusivo de una confesión religiosa ni de la propia profesión religiosa, sino que alcanza a todos los ámbitos de la sociedad, como han demostrado las reiteradas detenciones de implicados en casos de pederastia y pornografía infantil que eran profesionales de la enseñanza, instituciones juveniles o la propia policía. Pero siendo ese un grave problema, el peligro sigue siendo mucho más próximo, ya que ocho de cada diez casos de abusos a menores se producen en el ámbito familiar, que hace mucho más difícil que sean detectados y denunciados.

Por eso no dejaremos de insistir en que trabajar para prevenir el abuso es una de las claves fundamentales para evitarlo. Si quieres ayudar, firma y comparte esta campaña:

Sincronía, una sola Humanidad
http://www.sincronia.org/camp/abuso-sexual/

Anuncios

Curso 2014-2015. Otra oportunidad perdida

Levantando mano clase

El curso escolar se acerca a su fin, exactamente como empezó: con polémicas, desencuentros, protestas y boicots. El primer curso de aplicación de la LOMCE tiene un balance totalmente descompensado, que vendría a ser una forma más elegante de decir negativo. El ultimo aliento en los titulares de prensa es el boicot, la insumisión o el escaqueo puro y duro, llamémosle como queramos, de la mayoría de las comunidades autónomas ante la aplicación de las nuevas pruebas de control, conocidas como la nueva selectividad de la Ley Wert.

Sumergidos en campaña electoral, en la que, por cierto, el debate educativo está relegado a un segundo o tercer plano, no es de esperar que este curso escolar nos de ninguna alegría antes de finalizar. En estos ocho meses se ha hablado mucho de ataques y defensas del sistema público, de imposiciones y de discrepancias sobre enseñanzas religiosas, de eliminaciones de asignaturas humanísticas y creativas, de fracasos escolares y de lamentables resultados de nuestro sistema educativo en los informes realizados por instituciones internacionales como la OCDE.

Pero también se ha hablado, quizá más que nunca, de la imperiosa necesidad de un cambio de nuestro sistema educativo, de que nuestros métodos pedagógicos están más cerca del siglo XIX que del XXI, de la conveniencia de eliminar horarios y exámenes, de que hay que primar la educación emocional e incluso nos hemos ido acostumbrando a palabras como neuroeducación. Los profesores, las AMPAS, los teóricos de la pedagogía y los profesionales implicados en el sistema educativo, pueden discrepar en muchos detalles, pero están de acuerdo en una cosa: por el este camino no vamos a ninguna parte y corremos el resigo de perder el tren del futuro; no solo del futuro de la educación, sino nuestros futuro como sociedad desarrollada.

Hace ya un año y medio pusimos en marcha nuestra campaña para exigir a los partidos políticos un consenso que lleve a un gran Pacto de Estado en Educación. La idea cuenta con el respaldo de una amplia mayoría de la comunidad educativa, pero son pocos los que creen que semejante pacto está cerca o sería posible en el actual panorama político. Pero en su defecto, somos legión quienes hemos emprendido el camino del debate, el diálogo y las propuestas constructivas de consenso. Y esa pulsión social es muy difícil de para. Por eso, a pesar de que este curso que está a punto de acabar ha sido una oportunidad perdida para avanzar en la consecución de un sistema educativo consensuado, estable, duradero y flexible, seguimos convencidos de que cada vez estamos más cerca de conseguirlo.

Si también participas de esta idea, puedes colaborar firmando esta campaña o enviándonos tu opinión.

Sincronia, una sola Humanidad
Por Un pacto de Estado en Educación
http://www.sincronia.org/camp/pacto-por-la-educacion/

10 Cortometrajes que puedes utilizar para enseñar

Una herramienta útil para la enseñanza: la selección de kickfeed.co sobre cortometrajes de animación que ayudarán a la comprensión de los estudiantes. Desde La Luna, de Pixar, nominado al Oscar como mejor cortometraje animado, a ¿Te atreves a soñar?, la animación ideada por Matti Hemmi, dibujada por Ramón Rodríguez y realizada por Haiku Films. Esperamos que os sea de utilidad.

http://kickfeed.co/hmm/10-cortometrajes-que-puedes-utilizar-para-ensenar/

Homenaje contra el olvido

Homenaje profe

Abel Martínez tenía 35 años y se pasaba la vida de instituto en instituto cubriendo vacantes temporales de oros profesores, hasta que el 20 de abril el infortunio se cruzó en su camino, en forma de alumno enajenado que le mató a puñaladas después de agredir a algunos de sus compañeros. Quizá evitó alguna otra muerte, pero nadie se ha preocupado en convertirlo en un héroe. Aunque quizá tampoco se trate de eso, sino de reconocer su merito como profesional y su actitud como persona. Dieciséis días después de la tragedia del instituto del barrio de la Sagrera, en Barcelona, hemos conocido quizá demasiadas cosas del chico que el apuñaló y del horror que vivieron sus compañeros, pero prácticamente nadie, salvo sus allegados, saben quién era Abel Martínez.

Pertenecía a una profesión injustamente considerada, cuando no abiertamente criticada y menospreciada. Los profesores en este país son noticia por sus congelaciones salariales, las agresiones que sufren, su férrea oposición a los recortes y la degradación de la enseñanza, e incluso por las delirantes declaraciones de algún político sobre su dedicación y sus vacaciones. Dicen que Finlandia es mejor país del mundo en educación y dicen también que allí la profesión más respetada y más exigente es la de maestro. A lo mejor convendría mirar un poco hacia el norte a la hora de copiar ejemplos.

Dicen que Abel disfrutaba transmitiendo sus conocimientos a los alumnos. Si era así, sus alumnos tenían mucha suerte, porque no hay trabajo mejor hecho que el de aquel que disfruta haciéndolo. Ahora le pondrán su nombre a una cátedra y dentro de unos años quizá nadie sabrá que hizo para merecerlo. Y fue algo tan simple como ser un educador en primera línea, allí donde las deficiencias de nuestro sistema educativo dejan grietas que los profesionales tapan con más imaginación y ganas que medios y respaldo. A todos ellos, hoy nuestro agradecido homenaje, y para Abel nuestro más caluroso recuerdo.

Sincronía, una sola Humanidad

http://www.sincronia.org/camp/pacto-por-la-educacion/