¿Machistas para rato?

machismo mata40 mujeres muertas por violencia machista en lo que va de año son solo la punta del iceberg que oculta cientos de miles de mujeres golpeadas, humilladas, amenazadas, atrapadas en una espiral cotidiana de terror. Convivimos con una epidemia que mata más que el ébola, una enfermedad contra la que no somos capaces de inmunizarnos, aunque tenemos la cura al alcance de la mano. Y parece que en los últimos tiempos estamos sufriendo un rebrote grave, porque según los estudios más recientes del Ministerio para la Igualdad, realizados entre jóvenes de trece a dieciocho años, tenemos machistas para rato.

Casi una de cada diez adolescentes españolas (un 9,2%) manifiesta haber sufrido en alguna ocasión maltrato por parte de su pareja, como ser insultada, golpeada y obligada a realizar determinadas prácticas sexuales. Si este dato no fuese para generar una alarma social general, el informe ministerial añade que el machismo más cavernario arraiga en casi un tercio de nuestros adolescentes para los que el control absoluto de la pareja no supone maltrato y que suscriben conceptos que creíamos trasnochados como que “para que la relación de pareja vaya bien la mujer no debe llevar la contraria al hombre” o que “por el bien de los hijos, conviene que la mujer no denuncie a su marido, aunque tenga que soportar su violencia”. Como era de esperar, estos porcentajes pertenecen a los varones encuestados, pero lo infinitamente triste es que las chicas también suscriben estos tópicos en un porcentaje que supera el cinco por ciento.

Con todo y ser de por sí unos datos casi espeluznantes, lo peor sería que los jóvenes maltratadores no ve en sus acciones nada reprobable y consideran que controlar a su pareja, insultarla, humillarla y despreciarla no es machismo. Y ahí es donde nos precipitamos en el profundo abismo de la catástrofe. ¿Qué valores estamos transmitiendo a nuestros jóvenes? ¿Por qué falla tan estrepitosamente nuestro sistema educativo? Respuestas, causas y razones hay para todos los gustos y afectan a todos los sectores de nuestra sociedad, desde la escuela a la empresa, pasando por unos irresponsables medios de comunicación de masas que, dicho sea de paso, han convertido la información en espectáculo, banalizando conductas socialmente reprobables y creando modelos de conducta en los que la burla, los celos o la osadía más ignorante, son las herramientas perfectas para alcanzar la fama… efímera, evidentemente.

Han pasado 83 años desde que el 1 de Septiembre de 1931 se escuchaba por primera vez la voz de una mujer en el parlamento español, o sea, desde que las mujeres pudieron acceder en pie de igualdad a la tarea de dirigir nuestro país, nuestra sociedad. Enormes han sido los avances desde los grises días en los que una mujer no podía salir del país sin autorización de su marido y no podía tener una cuenta bancaria a su nombre. Lejos queda la idea de que una mujer no es apta para dirigir una empresa o pilotar un avión.

Lo que parece que no queda tan lejos es la transmisión de tópicos que justifican la violencia machista reduciéndola a un ámbito privado y personal. Y en esa cadena de transmisión hay tres puntos claves de ruptura: la familia, los medios de comunicación y la escuela. Sobre el primero es difícil incidir, el segundo depende casi exclusivamente de criterios mercantiles, pero el tercero es un terreno fundamental en el que podemos incidir todos. Erradicar el machismo en los colegios debe ser una de las claves fundamentales de un gran cambio en el sistema educativo.

M.L.P.
Sincronia, una sola Humanidad

http://www.sincronia.org/camp/pacto-por-la-educacion/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s