Sueños de libertad

201370_PateraMarEs un precioso bebé de pelo rizado, unos ojos inmensos y sonrisa luminosa, una niña de diez meses vestida con un pijama blanco con topitos negros que realzan el brillante oscuro de su piel. Podría ser el bebé de un anuncio, pero ha salido en todas las televisiones del mundo como la última imagen lacerante del drama de la inmigración. Los voluntarios de Cruz Roja la han bautizado como Princesa y así se está haciendo tristemente famosa, como la princesa salvada de las aguas.

Dice el diccionario de la RAE que princesa es la “Mujer que por sí goza o posee un Estado que tiene el título de principado” y añade que: “En España, título que se da a la hija del rey, inmediata sucesora del reino”, o sea, la heredera del trono. No sabemos que heredará al final la princesa de las aguas, pero sus padres no son reyes sino unos de los seres más desesperados del mundo y lo único que le han podido legar es una posibilidad de supervivencia a costa de su propia desgracia.

¡Qué enorme desesperación no deben padecer esos padres que embarcan su hija, un bebé de pocos meses, a una aventura incierta y peligrosa, solo para que pueda abandonar la tierra donde nació y tener una oportunidad de vivir dignamente en una tierra hostil, que para ellos es la tierra prometida! ¡Qué infinita desesperanza vivirían al ver como eran retenidos por la policía marroquí mientras se alejaba la patera con su niña a bordo!… ¿Que falta de sentimientos nos lleva a ser testigos habituales y, porqué no decirlo, algo cómplices de una descarado y criminal tráfico de seres humanos?

Porque… ¿no hay cierta complicidad en acostumbrarnos, aunque sea horrorizados, al espectáculo de los inmigrantes africanos encaramados en lo alto de las alambradas que hemos levantado entre ellos y nosotros? ¡Libertad! gritaban ayer desde lo alto de la valla , con los dedos aferrados al alambre de espino. Es la mejor expresión de lo que es hoy la mayoría de África: una prisión para millones de seres humanos que sueñan con la libertad en el Norte. ¿Es posible seguir mirando hacia otro lado?

Por M.L.P.

SINCRONIA, UNA SOLA HUMANIDAD.

http://www.sincronia.org/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s