Un país empobrecido

Marketing mendicanteSomos cada vez más pobres. Así de rotundo es el resultado de la Encuesta de Condiciones de Vida publicada este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), un organismo que no es precisamente una ONG de barrio. A pesar de que “Las estadísticas, si las torturas bien, acabarán diciéndote lo que les pidas”, según una frase atribuida a un experto internacional en educación, parece que esta vez no hay mucho espacio a la interpretación optimista de las cifras. Más del 27 por ciento de la población española está en riesgo de exclusión social, pero para uno de cada cinco ciudadanos no hay tal riesgo porque son, lisa y llanamente, pobres.

La cosa es bastante más que preocupante y va a dejar profundas secuelas en una parte importante de la población durante bastante tiempo, porque según este informe tres de cada diez menores sufren pobreza infantil y viven en hogares que no llegan a fin de mes y en los que unas vacaciones empiezan a ser un sueño imposible.

A veces, la adversidad colectiva se desborda en una tragedia personal, como en el caso de la mujer que se intentó quemar a lo bonzo en Cádiz en un desesperado intento de evitar el desalojo de su familia de la vivienda municipal en la que vivían hasta ahora. Pero habitualmente, los parados, los pobres y los excluidos, son tratados como meras estadísticas, y eso cuando aparecen de tanto en tanto en los medios de comunicación gracias a informes como el del INE.

Y esta insistencia en esconder la miseria debajo de la alfombra y este empecinamiento en negar la precariedad que se está apoderando de nuestra sociedad, son lo que nos puede convertir en un país realmente empobrecido. Nos estamos acostumbrando al pobre de la esquina, sin darnos cuenta de que él somos también nosotros. Exigir nuestros derechos, hacer valer nuestra capacidad de respuesta, optar por el diálogo frente a la confrontación, ser capaces de tomar la iniciativa solidaria y recuperar una sociedad de valores frente a una sociedad de ambiciones, es la salida que tenemos más a mano, la única que en este momento parece posible.

Sincronía, una sola Humanidad

www.sincronia.org

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s