Nuestras buenas intenciones (¡Feliz Año!)

Las buenas intenciones2013 acaba prácticamente igual que acabó su antecesor en el cargo: con promesas de prosperidad, buenos deseos y amenazas de subidas tarifarias. Nada a lo que no estemos perfectamente acostumbrados. Lo malo es que lo primero que se cumple es la subida de tarifas, que nos deja los primeros días del año con el alma tan congelada como el sueldo… el que tenga la fortuna de tenerlo.

La prosperidad ya sabemos que es una calle que no figura en muchos callejeros, así que tocará seguir caminando en su busca, a ver si aparece detrás de la próxima esquina. Y a los buenos deseos les pasa lo mismo que a las buenas intenciones, que tienen obsolescencia programada, o sea, en cuanto las formulas comienzan a desgastarse a velocidad de vértigo y cuando se acaba la batería, las metemos en el cajón y nos olvidamos de ellos.

Por eso hemos puesto en marcha un servicio recordatorio permanente de recarga de baterías. Hay gente que cree que es posible cambiar las cosas. Que piensa que se puede luchar contra los abusos y las injusticias y que la clave para hacerlo es unir voluntades, sumar energías.

Por eso, nuestra mejor intención para el próximo año es intentar que no olvides tus mejores deseos, seguir señalando las injusticias y recordarte que es necesario poner los medios para que, entre todos, podamos evitarlas.

Caminando juntos se llega más lejos 

Sincronía, una Sola Humanidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s