Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres. ¡Basta ya de esta vergüenza mundial!

Una de cada tres mujeres ha sufrido violencia y abusos a lo largo de su vida, según el último informe de la ONU, y desde el inicio de la pandemia del COVID 19 la cosa ha ido a peor, ya que en algunos países, dos de cada tres han sido víctimas de algún tipo de violencia mientras vivían confinadas con sus agresores. La mayoría de estas víctimas viven en un estado de pobreza y marginación que las aisla todavía más y solo una de cada diez recurrió a las autoridades en busca de ayuda.

En España el 6,5% de mujeres de 16 o más años han sufrido violencia sexual fuera del ámbito de la pareja. Esto arroja la espeluznante cifra de 1.322.052 mujeres abusadas, agredidas, maltratadas y asesinadas. Además, para mayor escarnio, 453.371 mujeres residentes en nuestro país han sido violadas alguna vez en su vida. Y en casi la mitad de los casos de violencia, ésta se produjo en más de una ocasión, cuando no habitualmente.

La violencia contra las mujeres es intolerable y nos lastra como sociedad desarrollada y de derechos. Digamos basta ya a cualquier tipo de abuso contra la mujer. Que el silencio no nos convierta en cómplices.

Sincronía, una sola Humanidad

EDUCAR EN EL ASOMBRO, UNA ALTERNATIVA A LA HIPEREXIGENCIA Y EL ESTRÉS EDUCATIVO

¿Cómo educar en una sociedad tan frenética y exigente cómo la nuestra? ¿Es posible conseguir que un niño o un adolescente, actúen con ilusión, sean capaces de observar con calma su entorno, piensen antes de actuar y estén motivados para aprender sin miedo al esfuerzo? A todas esas interrogantes trata de responder este libro, escrito por Catherine L’Ecuyer, Doctora en Educación y Psicología, que en 2020 fue nombrada miembro honorífico del capítulo español de la Asociación Montessori Internationale, y que a todas estas preguntas da una respuesta afirmativa

Partiendo de la premisa de que los niños de los últimos veinte años viven en un entorno cada vez más frenético y exigente, lo que por un lado ha hecho más compleja la tarea de educar, y por otro, los ha alejado de lo esencial, la autora propone un cambio radical que les provoque, que les estimule a aprender desde la curiosidad, desde el juego, desde el asombro. Frente al habitual planteamiento de que es necesario para su éxito programarlos para un sinfín de actividades que, poco a poco, les están apartando del ocio de siempre, del juego libre, de la naturaleza, del silencio, de la belleza, plantea la simplicidad de esquemas.

Según la autora, la vida de los alumnos se ha convertido en una verdadera carrera para quemar etapas, lo que les aleja cada vez más de su propia naturaleza, de su inocencia, de sus ritmos, de su sentido del misterio. Muchos niños se están perdiendo lo mejor de la vida: descubrir el mundo, adentrarse en la realidad. Un ruido ensordecedor acalla sus preguntas, las estridentes pantallas interrumpen el aprendizaje lento de todo lo maravilloso que hay que descubrir por primera vez.

Educar en el asombro fue publicado por primera vez en 2013 por la Editorial Plataforma y desde entonces ha sido reeditado en más de 30 ocasiones.

Sincronía, una sola Humanidad

Uno de cada tres niños y niñas españoles vive por debajo del umbral de pobreza

España es el tercer país de la Unión Europea con mayor riesgo de pobreza infantil, solo por detrás de Rumanía y Bulgaria, según un informe hecho público por la organización Save The Children. Este dato se agrava con el hecho de que el informe constata que cerca del 40% de esos niños en riesgo de pobreza proceden de familias con empleo, no necesariamente desestructuradas y en situación de exclusión social, aunque los grupos más afectados por la pobreza siguen siendo familias monoparentales o numerosas, las de origen emigrante, las que tienen personas con discapacidad o las de zonas rurales y desfavorecidas.

Según Save The Children, casi 20 millones de menores en toda Europa viven en situación de pobreza o exclusión social, un dato que se había reducido en los últimos años pero que ha vuelto a aumentar en el año 2020 a causa de la pandemia del coronavirus. La organización alerta de que en Europa alerta hay millones de niños y niñas que no pueden hacer ni una comida saludable cada día, ni pueden acceder a los servicios sanitarios y educativos elementales.

Sincronía, una sola Humanidad

«Lo inevitable», un libro para reflexionar sobre el futuro inmediato y conocer las pautas que lo marcarán

Desde la incorporación de la realidad virtual en el hogar, a la posibilidad de elegir una economía doméstica y personal a la carta, la revolución tecnológica digital y la aplicación de la inteligencia artificial, estarán incrustadas en todo lo que hagamos y lo que fabriquemos en los próximos 30 años. Los cambios que se avecinan en nuestras vidas pueden ser estudiados e interpretados como el resultado de unas pocas fuerzas de aceleración a largo plazo. La mayoría de las cosas que sucederán a medio plazo son ya inevitables y están marcadas y promovidas por tendencias tecnológicas que ya están en movimiento. Esa es la tesis que sostiene Kevin Kelly, el fundador y director ejecutivo de la Revista Wired y uno de los principales pensadores y escritores sobre tecnología, en su libro Lo inevitable: Entender las 12 fuerzas tecnológicas que configurarán nuestro futuro.

Se trata de un obra que se puede entender como una esperanzadora hoja de ruta para asomarnos al futuro inmediato y hacernos una idea de lo que está por inventar, como será el mundo del trabajo, como serán los nuevos negocios y como empezar a adaptarnos a todo ello mientras este nuevo mundo emerge y se consolida. Kelly describe las tendencias profundas de este proceso y demuestra cómo se superponen y son codependientes entre sí.

En definitiva, se trata de aproximarse a las revolucionarias fuerzas que marcarán los próximos lustros y tratar de adaptarnos a una nueva forma de trabajar, comprar, aprender y comunicamos unos con otros. Al entenderlas y adoptarlas, dice Kelly, será más fácil para nosotros estar al tanto de la próxima ola de cambios y arreglar nuestras relaciones cotidianas con la tecnología, de manera que produzcan los máximos beneficios.

Lo inevitable, ha sido publicado por por primera vez por Teell Editorial en 2018

Sincronía, una sola Humanidad

«Historias de niñas que se atrevieron a soñar», un libro para estimular el espíritu de superación

Querían algo mejor, lucharon por hacerlo realidad, y lo consiguieron. Son niñas que no quisieron darse por vencidas, persiguieron sus sueños y se mantuvieron firmes pese a la adversidad. Rifa, Nahomy, Addyson, Kanishka, Akhi, Xiaobing, Mwila, Elizabeth, Lina y Lenny, son las protagonistas de otras tantas historias que hablan de valentía coraje y determinación, que tienen como objetivo fundamental educar e inspirar a las mentes infantiles más curiosas e intrépidas. Se trata de vidas y experiencias de niñas en situación de precaridad, recopiladas por la ONG World Visión para promover entre los niños el espíritu de superación personal y ayudarles a afrontar los problemas de la vida cotidiana.

Puedes conseguir el libro en formato digital en la web de la ONG.
https://www.worldvision.es/colabora/1000-ninas/libro-de-cuentos-alma-obregon/

La nueva ministra da por perdido el Pacto por la Educación al empezar el nuevo curso

Pilar Alegría, la nueva ministra del ramo, considera inviable un Pacto de Estado en Educación en las actuales circunstancias, cosa nada sorprendente y en la que tristemente coincide con las manifestaciones públicas de nuestros representantes políticos en los últimos años. Lo malo es que la nueva ministra le queda por delante la patata caliente de poner en marcha la nueva ley educativa, La Lomloe (Ley Orgánica por la que se modifica la LOE de 2006), más conocida como Ley Celaa, el apellido de la ministra saliente, Isabel Celaa, que le ha dejado a Pilar Alegría la herencia de implementarla con la oposición de buena parte del arco parlamentario, y además conseguir la aprobación de la Ley de Formación Profesional y la Ley de Enseñanzas Artísticas.

La ministra ya ha dicho que no va a cambiar la política de su predecesora y respecto a las leyes que pretende introducir la titular de Educación, la oposición ya ha adelantado que ni hablar del peluquín, que diría un castizo. Y en eso, en «ni hablar», es en lo único que parecen estar de acuerdo todos, mientras nuestro sistema educativo hace aguas y sigue anclado en parámetros más propios del siglo XIX que de la sociedad tecnológica en la que vivimos. En sus primeras entrevistas tras acceder al ministerio, como primer paso para acabar con este bloqueo negociador Pilar Alegría propone «reducir los decibelios del debate» (El País 29 de agosto) y anuncia que la tónica de su ministerio será el diálogo y la mano tendida a las comunidades autónomas, los partidos de la oposición y los profesionales de la comunidad educativa.

A favor de la ministra pesa el hecho de que se le supone un conocimiento directo del tema, ya que estudió Magisterio, aunque nunca ha ejercido como docente, y ha sido consejera de la Universidad de Aragón. En contra, su intención de no hacer variaciones en la política de su ministerio. Desdichadamente, visto el clima político imperante, todo indica que este curso que comienza será una nueva oportunidad perdida para poner en marcha la búsqueda de un consenso que garantice de una vez por todas un sistema educativo duradero, flexible y adaptado a las nuevas necesidades de la revolución del conocimiento. Y así, mientras pasan los años y se suceden las leyes educativas tan fugaces como los gobiernos que las sustentan, se nos va escapando el futuro común.

Eduardo Castellón Mallor

Sincronía, una sola Humanidad

Se acaba un nuevo curso escolar con los deberes de la reforma educativa sin hacer

El curso escolar 2020-2021 se acaba y con él se va, una vez más, la oportunidad de comenzar a trabajar en la creación de un nuevo modelo educativo, flexible, duradero y adaptado a los tiempos que vivimos. La posibilidad de un dialogo político que permita avanzar en la búsqueda de un Pacto de Estado en Educación, se ha reducido todavía más, si es que tal cosa es posible, debido al incremento constante de la crispación política y la nula cultura de diálogo de que hacen gala nuestros representantes públicos.

La novedad de este curso, marcado ineludiblemente por la pandemia, ha sido la aprobación de la Lomloe (Ley Orgánica de Modificación de Ley Orgánica de Educación), más conocida como Ley Celaá, por el nombre de la ministra que la ha puesto en marcha. Al igual que todas las leyes que la precedieron, la Lomloe nace en medio de la eterna polémica política, sin más apoyo parlamentario que el de los partidos del gobierno y los que apoyaron su investidura y la oposición frontal del resto, con lo que lo único que tiene garantizado esta ley es su desaparición en cuanto un nuevo partido suba al poder.

En esta escenario es casi irrelevante analizar los aspectos positivos y negativos de una ley que tiene los días contados y que ni siquiera tiene garantizada su implantación completa. Una vez más nos hallamos en un callejón sin salida y en la eterna encrucijada, con un sistema educativo completamente alejado de la realidad que no sirve para formar a las actuales generaciones, a las que se sigue instruyendo de acuerdo a unas reglas de hace décadas que ya no tienen valor, y que tampoco sirve para formarlos adecuadamente para las necesidades de esta sociedad. Seguimos anclados en métodos educativos propios del siglo XIX, en una sociedad que cambia cada diez minutos. Y como siempre, son los estudiantes los que siguen pagando las consecuencias de la falta de diálogo y el exceso de instrumentalización política de la Educación.

Eduardo Castellón Mallor

Sincronía, una sola Humanidad

El monstruo se llama machismo

Un día más la sociedad española se ha visto sacudida por el horror de la violencia machista. A la localización en el mar del cadáver de Alivia, la mayor de las dos niñas secuestradas por su padre en Tenerife, que hace temer lo peor respecto a su hermana, nos ha sumido en un estupor horroroso, se sumaba hace unas horas la noticia del asesinato de una joven de 17 años a manos de su ex novio de 23. El shock producido por la primera noticia revela de alguna forma la capacidad de esta sociedad de cauterizar el horror mediante el olvido de hechos similares. Los comentarios más habituales en las redes sociales eran del tipo de: ¿Cómo es posible que un padre haga algo así?, No me puedo creer que un padre haga esto… y cosas por ese estilo.

Aislando el hecho brutal como algo puntual, pensamos que nos blindamos contra una violencia contra la infancia con la que convivimos a diario y tiene cifras espeluznantes. Hace menos de un año, en septiembre de 2020, en este mismo blog publicábamos una entrada que comenzaba así: «Un funesto azar ha hecho coincidir en el mismo día dos noticias que han sumido a toda la sociedad española en el horror y la estupefacción. Un padre que mata a su hija de cuatro años de un corte en el cuello en Zaragoza y un bebé de 10 meses que fue hospitalizado en estado de muerte clínica en Castellón por una brutal paliza, presuntamente a manos de sus padres». Ayer nadie recordó estos casos, ni el de José Bretón, que mató a sus dos hijos en 2011, ni decenas de casos registrados en los últimos años. Eso sin contar el goteo permanente de mujeres asesinadas cada semana, que debería horrorizarnos bastante más de lo que lo hace.

Superando el horror y la indignación momentánea, es necesario que comencemos a analizar estos hechos con un criterio más amplio y buscar las razones de una violencia que hunde sus raíces en el machismo (en el caso de las niñas de Tenerife, parece claro que fueron asesinadas en un acto de venganza hacia su madre), la desestructuración social y familiar ( la chica asesinada en Sevilla y su agresor tenía un niño de cuatro meses a una edad en la ambos deberían estar aprendiendo a vivir) y, sobre todo, un fracaso en nuestro sistema de valores en los que la venganza primera sobre la justicia, la violencia verbal sobre el diálogo y el más rampante egoísmo sobre la solidaridad. Pero por encima de todo, la lacra que directamente nos convierte en una sociedad fracasada es un machismo rampante y violento que parece haber tomado carta de naturaleza en todos los niveles de nuestra sociedad.

Sincronía, una sola Humanidad

Libros útiles a tu alcance: «La lección de August», literatura contra el acoso escolar

August es un niño cuya vida está marcada por una deformidad en su rostro, causada por una enfermedad conocida como el Síndrome de Treacher Collins. Eso ha provocadodo que nunca haya ido a la escuela y debido a la sobreprotección de sus padres, ha acabado por vivir encerrado en su propio mundo, se ha convertido en un fan de Star Wars y vive en un universo de fantasía. Finalmente llega el día en el que sus padres deciden que la enseñanza doméstica no es suficiente y que debe comenzar la escuela secundaria, donde el niño deberá enfrentarse al rechazo inicial que su aspecto físico produce en sus compañeros. En ese entorno la vida del niño cambiará, perderá poco a poco el miedo y aprenderá a crecer en la adversidad, aceptarse tal como es, sonreír a los días aciagos y difíciles y saber que, al final, siempre encontrará una mano amiga.

La obra está dividida en ocho partes, cada una narrada desde la perspectiva de un personaje distinto: el propio August, su hermana Olivia, Summer, su mejor amiga, Jack, su mejor amigo, Justin, el novio de su hermana y Miranda, la amiga de la infancia de Olivia. Eso facilita ver la evolución de los distintos personajes, lo que permite ver cómo lo perciben incialmente y cómo van cambiando a medida que lo conocen. El libro, escrito por Raquel Jaramillo Palacio, fue publicado en inicialmente en febrero de 2012 y desde entoonces se ha convertido en un referente mundial en la lucha con el bullying. En noviembre de 2017 se convirtió en una película titulada Wonder y dirigida Stephen Chbosky.

Ahora puedes leerlo en formato pdf en este enlace.

Sincronía, una sola Humanidad